La supuesta colaboradora de Epstein comparecerá ante el juez el 14 de julio

Sociedad

La supuesta colaboradora de Epstein comparecerá ante el juez el 14 de julio
Foto: Laura Cavanaugh| AFP

Ghislaine Maxwell, la excolaboradora del difunto financiero Jeffrey Epstein que fue detenida el jueves en Estados Unidos por tráfico de menores, comparecerá el 14 de julio ante una jueza federal neoyorquina por videoconferencia, debido a la pandemia de COVID-19. Los abogados de las dos partes habían propuesto celebrar esa primera audiencia el 10 de julio. Pero tras el traslado de Maxwell desde New Hamsphire, donde fue detenida, hasta la cárcel federal de Brooklyn, la jueza Alison Nathan fijó la comparecencia para el 14, según un documento registrado en el tribunal este martes.

En contexto: el arresto de la hija del exmagnate de los medios británicos Robert Maxwell en una lujosa propiedad de New Hampshire fue un giro espectacular en el caso Epstein. Ghislaine Maxwell, de 58 años, había desaparecido tras el arresto en julio de 2019 del multimillonario neoyorquino, acusado de múltiples agresiones a menores. Epstein, que tenía amigos poderosos como el príncipe Andrés —hijo de la reina Isabel II de Inglaterra— y el expresidente estadounidense Bill Clinton, apareció muerto en su celda neoyorquina el 10 de agosto de 2019. Su muerte fue calificada oficialmente de suicidio.

Los fiscales neoyorquinos acusan a Maxwell, exnovia de Epstein, de haber «ayudado, facilitado y contribuido a las agresiones contra menores» del multimillonario, entre 1994 y 1997. Reclutaba para él a jóvenes adolescentes pobres de 14 años o más y a veces participaba directamente en las agresiones, según los fiscales. Maxwell también está acusada de «haber mentido de forma repetida» durante un testimonio bajo juramento en el marco de un juicio civil en 2016.

Durante la audiencia del 14 de julio, los fiscales insistirán probablemente para que la acusada permanezca encarcelada sin fianza. Nacida en Francia, educada en Gran Bretaña y naturalizada estadounidense en 2002, «Maxwell tiene tres pasaportes, grandes sumas de dinero, vastas conexiones internacionales, y absolutamente ninguna razón para permanecer en Estados Unidos y correr el riesgo de una larga pena de prisión», subrayaron los fiscales en su pedido de detención.