La diputada Marta Martín se va de Ciudadanos y deja el escaño

Política y conflictos

La diputada Marta Martín se va de Ciudadanos y deja el escaño

Sigue el goteo de bajas en Ciudadanos. La diputada de Ciudadanos por Alicante en el Congreso, Marta Martín, ha dejado el partido y ha formalizado la renuncia a su acta, según ha comunicado a través de las redes sociales, donde ha señalado que confía en que «ese escaño no sirva jamás para dar alas ni a nacionalismo ni a la corrupción». Al dejar el escaño, entraría en su lugar Juan Ignacio López Bas, que es el siguiente en la lista electoral por Alicante.

En contexto: es el segundo diputado de la Cámara Baja que abandona la formación naranja, aunque a diferencia de Pablo Cambronero, que se queda en el Grupo Mixto tras anunciar ayer su marcha, ella ha decidido renunciar a su escaño, en cumplimento de la Carta Ética del partido.

Marta Martín llevaba mucho tiempo descontenta con la estrategia de la nueva dirección de Inés Arrimadas y con su decisión se suma al goteo constante de bajas en las filas de Ciudadanos desde que fracasó la semana pasada la operación en Murcia para desbancar al PP con una moción conjunta con los socialistas, que se vota este jueves.

Ayer, el diputado de Ciudadanos en el Congreso por Sevilla, Pablo Cambronero, abandonaba el partido para integrarse en el Grupo Mixto del Congreso y «defender el programa electoral» que firmó, tras ser muy crítico con la estrategia de Inés Arrimadas dentro del grupo naranja. Horas después seguía el mismo camino la senadora electa Ruth Goñi, que mantendrá su acta en la Cámara Alta y compartirá Grupo Mixto con el senador elegido por las Corts Valencianes, Emilio Argüeso, expulsado el jueves por la tarde del partido por ofrecer «prebendas a cargos y afiliados»  en Murcia para que se convirtieran en tránsfugas.

Marta Martín, responsable sobre todo de los temas de Educación en el Congreso, llevaba mucho tiempo descontenta con la estrategia de la nueva dirección de Inés Arrimadas y se mostró especialmente crítica con la decisión de apoyar la prórroga de seis meses del estado de alarma, que expira el 9 de mayo.

Uno de los principales valedores de Marta Martín, el vicepresidente del grupo liberal en el Parlamento Europeo y jefe de la delegación naranja, Luis Garicano, ha escrito un tuit en el que se dirige al líder del PP, Pablo Casado, a Fran Hervías, que la semana pasada dejó su acta de senador para irse con los populares, y a la propia Ana Martín para decirles que «no todo vale para destruir a Ciudadanos». «Hemos cometido errores, algunos graves, pero esto es indecente», subraya Garicano en el mensaje que ilustra con una foto publicada en El Español donde se ve a Hervías, Marta Martín, y los senadores Ruth Goñi y Emilio Argüeso, que también se han ido de Cs, compartiendo mesa en la terraza de un bar.

Posteriormente, Garicano borraba este tuit y se justificaba: «He borrado un tuit en el que criticaba las maniobras del PP porque también mencionaba a Marta Martín. Marta ha sido coherente con sus ideas y ha dejado el escaño en el Congreso. Su gesto merece mi respeto. Deja como legado un gran trabajo por la educación en España».