La familia Franco anuncia una petición para suspender la exhumación

Mundo ethos

La familia Franco anuncia una petición para suspender la exhumación
Foto: Daniel Ochoa de Olza

La familia de Francisco Franco ha anunciado que va a recurrir ante el Tribunal Supremo el acuerdo que el Gobierno adoptó el 15 de febrero para exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos. Además, pedirá la suspensión cautelar de este acuerdo hasta que el tribunal tome una decisión.

El objetivo de la familia de Franco es que el Tribunal Supremo adopte medidas cautelares para suspender “en su totalidad” el acuerdo del Consejo de Ministros el pasado 15 de febrero “incluyendo expresamente la suspensión del plazo” de 15 días que le concedió para designar un lugar al que trasladar los restos del dictador.

Además, pide al Gobierno que “se abstenga” de realizar “actuación alguna tendente a la ejecución del referido acuerdo de exhumación”.

Los nietos de Franco reiteran, en un escrito dirigido al Gobierno al que ha tenido acceso Efe, su idea de reubicar el cadáver de su abuelo, en el caso de que sea exhumado, en la cripta de la catedral de la Almudena, a pesar de que el Gobierno ha rechazado esta posibilidad. Además, renuncian a ofrecer alternativas a esta ubicación.

La familia advierte de que solo indicará “un lugar alternativo para que se lleve a cabo la reinhumación” en el hipotético caso de que “por parte del Tribunal Supremo se desestimase el recurso contencioso-administrativo que se anuncia contra el acuerdo del Consejo de Ministros”.

Los nietos de Franco apoyan su requerimiento en el auto que el Tribunal Supremo dictó el 17 de diciembre en el que apuntaba que ningún acuerdo sobre la exhumación se podría ejecutar “sin que previamente los recurrentes hayan podido recurrirlo” y la Sala se haya pronunciado.

Todo esto se debe a que el acuerdo del Gobierno establece que, si los familiares no designan un lugar distinto de la catedral de la Almudena para enterrar a Francisco Franco, una vez que sus restos sean exhumados del Valle de los Caídos, será el propio Ejecutivo quien determinará el sitio en el que deben ser enterrados.

El escrito enviado por la familia Franco, firmado por su abogado, Felipe Utrera-Molina, tiene el objetivo de hacer frente a ese punto del acuerdo y hace constar que la decisión de sus representados de no indicar el lugar para trasladar los restos de su abuelo “no podrá ser interpretada en modo alguno como silencio o renuncia de sus familiares a designar el lugar de reinhumación”.

En el escrito, además, se dirigen al Ejecutivo y dicen que los restos mortales de Franco «no son de su propiedad, ni constituyen un bien de dominio público del que el Gobierno pueda disponer a su antojo» puesto que «la única facultad de disposición de los mismos recae en sus familiares directos».

Con todos estos razonamientos, la familia Franco va a presentar un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, a la que corresponderá decidir si se suspende de manera de cautelar el acuerdo del Gobierno así como «cualquier otra actuación administrativa que de dicte en ejecución del mismo».