La Guardia Civil traslada a Zaplana a Madrid para registrar su casa y oficina

Economía y capital

La Guardia Civil traslada a Zaplana a Madrid para registrar su casa y oficina
Foto: Morell

Agentes de la Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han trasladado desde Valencia al expresidente de esta región y exministro Eduardo Zaplana hasta Madrid para el registro de su domicilio en la capital y su oficina.

Zaplana, detenido este martes, ha abandonado las dependencias de la Comandancia de Valencia, en Patraix, en un vehículo junto a agentes de la UCO, en torno a las 09:30 de la mañana, para dirigirse hasta Madrid y estar presente en el registro que los investigadores realizarán tanto en su domicilio como en su oficina.

Se trata de una de las diligencias que tienen pendiente los investigadores en el marco de la Operación Erial en la que fueron detenidas, junto a Zaplana, otras cinco personas, entre ellas el empresario Vicente Cotino, sobrino del que fuera director de la Policía y exvicepresidente autonómico Juan Cotino, al que la juez citará a declarar en calidad de investigado. Precisamente, Vicente Cotino también ha salido del cuartel de Patraix en un vehículo poco antes de las 09:00 de la mañana junto a agentes de la Guardia Civil, informa Efe.

Por su parte, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, considera que Zaplana «pertenece al pasado», una época en la que ha recordado que hubo otros presidentes autonómicos con casos pendientes como Manuel Chaves y José Antonio Griñán. En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, ha subrayado que lo ocurrido con Zaplana es lo suficientemente grave como para que el PP tomara ayer una decisión «tan drástica y en tiempo récord» como fue suspenderle de militancia. «Zaplana pertenece al pasado, un pasado de hace más de diez años y por el que tiene que responder individualmente«, ha añadido el dirigente del PP.

Zaplana ha estado investigado además en la operación Lezo, la que investiga la corrupción del Canal de Isabel II, aunque la detención de este martes no tiene nada que ver con esta investigación. Al expresident de la Comunidad Valenciana se le acusa presuntamente de aflorar dinero negro procedente del extranjero.

Eduardo Zaplana, que inició su carrera como alcalde de Benidorm entre 1991 y 1994, presidió la Comunidad Valenciana entre 1995 y 2002. Ese mismo año José María Aznar le nombró ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, un cargo que ocupó hasta abril de 2004 cuando pasó a ser portavoz del PP en el Congreso. En 2008, abandonó la política para dedicarse a negocios privados.