La incidencia cae a 416 casos y las muertes empiezan a descender, con 702 decesos en los últimos tres días

Sociedad

La incidencia cae a 416 casos y las muertes empiezan a descender, con 702 decesos en los últimos tres días
Foto: Brais Lorenzo| EFE

El Ministerio de Sanidad ha notificado este lunes 30.251 casos de coronavirus y 707 muertes correspondientes a los tres últimos días. Tanto los contagios como, por fin, las muertes, han bajado respecto a la semana pasada, cuando se registraron 47.095 contagios y 909 decesos. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha hablado de descenso claro. «En unas semanas podría ponernos en una situación mucho mejor», ha afirmado.

En contexto: varias comunidades han registrado descensos notables de nuevos positivos, aunque la bajada es habitual los lunes por el menor número de pruebas realizadas los fines de semana. Por su parte, la incidencia acumulada sigue cayendo y ha alcanzado los 416 casos por cada 100.000 habitantes, 80 puntos menos que el viernes. Este indicador regresa así a niveles de principios de enero. En cuanto al programa de vacunación, este lunes ha comenzado la distribución de 483.000 dosis de Pfizer .

Simón ha explicado que el máximo de ocupación de UCIS por enfermos con coronavirus se observó hace una semana. Actualmente este indicador se sitúa en en el 37,95%, aunque el descenso es «muy muy lento».

La positividad también va bajando y ya ha alcanzado del 8.6%. En cuanto a los decesos, Simón ha afirmado que la cifra podría estabilizarse en los próximos días. Con todo, en los últimos siete días han fallecido por la enfermedad 1.230 personas. Aunque la tendencia es buena, el director del CAES ha subrayado que la situación sigue siendo mala. «Todavía nos queda mucho, no quiero decir meses pero sí bastantes semanas», ha afirmado.

En cuanto a la variante británica, Simón ha dicho que el promedio de circulación a nivel nacional puede estar en torno a un 25%, con gran variabilidad entre territorios.

Como dato novedoso, Simón ha dicho que la incidencia del virus en los mayores de 65 años es menor en las personas que están en las residencias, algo que no había sucedido en toda la pandemia. Esto se debe a los progresos en el programa de vacunación. Pregntado por la aprobación que la OMS ha dado a AstraZeneca para mayores de 65 años, Simón ha dicho que si los ensayos clínicos son positivos España también la administrará a las personas en esta franja de edad.

Por otra parte, se ha mostrado contrario a vacunar en grandes espacios como estadios. En cuanto a las mascarillas, Simón ha vuelto a defender la eficacia de las quirúrgicas.

La Comunidad Valenciana ha superado este lunes los 6.000 fallecimientos a causa del coronavirus durante toda la pandemia con 44 decesos notificados en las últimas 24 horas. En lo que va de febrero se han notificado 1.200 muertes por COVID-19, con lo que es ya el segundo peor mes de toda la pandemia en cuanto a mortalidad. Los contagios han mejorado, puesto que se han diagnosticado 660 nuevos casos, aunque ha subido ligeramente la presión hospitalaria. La incidencia acumulada a 14 días sigue a la baja y este lunes se sitúa en 505,68 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un descenso de 184,98 puntos respecto a la última actualización del pasado viernes.

Andalucía ha registrado un descenso notable en los contagios de COVID-19, con 1.188 nuevos positivos. Los nuevos decesos han bajado a 38, menos de un tercio del récord del viernes, cuando se contabilizaron 127 decesos. El número de pacientes ingresados en los centros sanitarios andaluces por el virus ha aumentado en ocho en las últimas 24 horas, en las que sin embargo siete personas han dejado la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La incidencia acumulada en la comunidad también ha bajado de la barrera de los 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y se sitúa en los 494,8.

Los nuevos casos de coronavirus en la Comunidad de Madrid han descendido este lunes a 319 (242 en las últimas 24 horas), mientras que los fallecidos han aumentado de 45 a 51, y se ha incrementado ligeramente la presión hospitalaria.

En Cataluña, la tercera ola de la epidemia sigue cayendo y entra en fase de control: en las últimas 24 horas se han diagnosticado menos de 800 nuevos casos. La presión hospitalaria, no obstante, aún no baja. En la comunidad hay 2.359 pacientes ingresados con coronavirus, 69 más que el día anterior. Los fallecidos contabilizados han bajado a 38. Las medidas restrictivas impuestas desde el 7 de enero y prorrogadas hasta el próximo día 21 están favorecido este descenso de la tercera ola, con bajadas de la tasa de positividad (que ha caído al 4,5%), la incidencia acumulada y el riesgo de rebrote.

Un 25% de los contagios en Cataluña se deben a la variante británica del virus, según ha explicado este lunes el coordinador de la Unidad de seguimiento de la COVID-19 en Cataluña, Jacobo Mendioroz. El experto ha apuntado, sin embargo, que la nueva cepa no está teniendo el impacto que esperaban y que por ahora está controlada.

Castilla y León vuelve a los niveles de contagios de antes de la tercera ola. La comunidad ha sumado este lunes 192 positivos por coronavirus, la cifra más baja desde el pasado 28 de diciembre, cuando fueron 152 los contagios detectados. Asimismo, las personas fallecidas por COVID-19 han sido 16, 15 de ellas en hospitales y una más en residencias.

Igualmente, Castilla y León ha aliviado la presión hospitalaria en las UCI, aunque ha registrado un aumento de los ingresados por COVID-19 en planta. El importante descenso en los contagios diarios y las 35 altas que se han producido desde el domingo han permitido este respiro sanitario, aunque los enfermos con coronavirus suponen el 52,59% las camas de críticos de la comunidad.

Castilla-La Mancha ha registrado este fin de semana, desde el viernes 12 de febrero hasta el domingo 14, un total de 850 casos nuevos de coronavirus, menos de la mitad que los contabilizados el fin de semana pasado. En la comunidad se han producido 53 muertes por coronavirus.

Extremadura ha registrado en las últimas 24 horas seis fallecidos con coronavirus, un notable descenso de nuevos contagios en relación a la jornada anterior (31 frente a 102) y siete personas hospitalizadas más.

Las restricciones se suavizan en Galicia, cuyo presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que este miércoles el comercio recuperará su horario habitual y se podrá retomar la actividad deportiva y cultural con limitaciones. La posible desescalada general, con apertura de la hostelería, tendrá que esperar al lunes 22. Además, según Feijóo, la variante británica ya es predominante en la región.

También se mantienen limitaciones en Melilla, uno de los territorios con una incidencia acumulada más elevada de España, que ha prorrogado hasta marzo el cierre de la actividad a las 19 horas.