El Ministerio de Sanidad admite ahora que la variante británica puede ser más letal

Sociedad

El Ministerio de Sanidad admite ahora que la variante británica puede ser más letal
Foto: Alberto Estevez| EFE

Era una posibilidad cada vez con más sólida, pero este viernes el Ministerio lo ha confirmado: la variante británica del coronavirus puede ser más letal. Así se desprende de un documento elaborado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que dirige Fernando Simón. Esta variante, además, podría aparejar un aumento de la incidencia y de hospitalizaciones «en las próximas semanas».

Lo más importante: Sanidad ha admitido que existe «la posibilidad real» de que la variante británica del coronavirus, presente ya en 14 comunidades, pueda ser más grave y letal. Según el documento, hasta este viernes se han notificado más de 400 casos. La expansión de esta cepa pone en riesgo la buena evolución de la pandemia, en cuanto a contagios, que España viene registrando en los últimos días, con un recorte de la incidencia acumulada a 14 días de más de 100 puntos desde este lunes.

La amenaza no viene sólo de la variante británica: en cuanto a las otras dos, la sudafricana y la brasileña, el informe dice que «no hay evidencias de mayor virulencias», aunque reconoce que podrían implicar más reinfecciones o restar eficacia a las vacunas.

«Existe una posibilidad real de que pueda estar relacionada con mayor gravedad y mayor letalidad», especifica el informe. El documento, que lleva por título «Circulación de VOC 202012/01 (B.1.1.7) y otras variantes de SARS-CoV-2 de interés para la salud pública en España», recuerda que la británica está asociada a una mayor capacidad del virus para transmitirse, «lo que puede asociarse a mayor incidencia de la enfermedad en los lugares donde circule ampliamente y no se apliquen estrictamente las medidas de prevención».

El jueves, Fernando Simón cifró en 449 los casos de la variante británica, aunque reconoció que podría haber más sin confirmar. Boris Johnson, primer ministro británico, adelantó esta posibilidad el 22 de enero, pero en España no se había expuesto con nitidez hasta ahora.

Según el informe, la distribución de esta variante «es muy variable», de forma que la prevalencia estimada en la semana 4 de 2021 se sitúa en un 20.3% en Baleares, un 0.4% en Castilla-La Mancha, un 53,3% en Galicia o un 4% en País Vasco. No obstante, concluye que su presencia «está aumentando rápidamente».

El documento califica como «elevado» el riesgo de que se produzca un aumento progresivo de las hospitalizaciones. Sin embargo, también existen evidencias de que no afecta a la capacidad de neutralización de los anticuerpos en personas inmunizadas con pautas de vacunación completas, «por lo que es probable que se mantengan las eficacias estimadas de las diferentes vacunas actualmente disponibles».