La ONU admite su responsabilidad en la propagación del cólera en Haití

Política y conflictos

La ONU admite su responsabilidad en la propagación del cólera en Haití
Foto: Andres Martinez Casares| Reuters

Naciones Unidas ha admitido por primera vez que sus fuerzas de paz fueron directamente responsables de llevar el cólera a Haití, que se ha cobrado la vida de casi 10.000 personas desde su propagación en 2010. «Lamentamos profundamente la pérdida en vidas humanas y el sufrimiento causado por la epidemia de cólera en Haití. En nombre de Naciones Unidas, quiero decirlo muy claramente: pedimos perdón al pueblo haitiano», ha indicado el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

El cólera era una enfermedad desconocida en el Haití contemporáneo. Hasta que en 2010, tras el trágico terremoto que acabó con la vida de más de 300.000 personas, un grupo de soldados nepalíes pertenecientes a la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) introdujeron la enfermedad y una posterior negligencia la propagó. Alrededor de un 4% de la población del país ha resultado afectada por la epidemia. Hasta ahora la ONU nunca ha llegado a admitir las evidencias e incluso ha llegado a negarlas en varias ocasiones.

Ahora tras el paso del huracán Matthew, que causó más de 900 muertes, se temía que un nuevo brote desolara a la población. El agua contaminada y la ausencia de medidas de higiene pusieron aún más en riesgo la salud de miles de ciudadanos. En este sentido, Ban Ki-moon ha puesto en marcha un nuevo plan con dos vertientes: una centrada en tratar el cólera y mejorar el saneamiento en Haití para lograr erradicarlo, y otra para compensar a las víctimas. En total, Naciones Unidas quiere invertir 400 millones de dólares en un plazo de dos años para esos esfuerzos.