La Policía hongkonesa prohíbe la vigilia en la Plaza Tiananmen por primera vez en tres décadas

Sociedad

La Policía hongkonesa prohíbe la vigilia en la Plaza Tiananmen por primera vez en tres décadas
Foto: Andy Wong

La Policía hongkonesa ha prohibido la vigilia en la que, como cada 4 de junio, la ciudad recuerda el aniversario de la matanza de Tiananmen de 1989, al considerar que se violarían las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus .

Las protestas de la plaza de Tiananmen de 1989 consistieron en una serie de manifestaciones lideradas por estudiantes chinos, que ocurrieron entre el 15 de abril y el 4 de junio de 1989. Ahora, las autoridades alegan la imposibilidad de que la vigilia celebrada de manera anual cumpla con las medidas de distanciamiento de seguridad.

No obstante, los organizadores pretenden que la vigilia se celebre igualmente. Para ello, han pedido a los hongkoneses que enciendan velas en la ciudad y mantengan la distancia de seguridad, o que compartan a través de las redes sociales imágenes de velas.

«Las reuniones públicas son ahora una actividad de alto riesgo debido a las aglomeraciones. La policía cree que el acto no sólo aumentará las posibilidades de los participantes de contraer el virus, sino que también amenazará la vida y la salud de los ciudadanos, poniendo así en peligro la seguridad pública», ha afirmado el organizador del evento y vicepresidente de la Alianza de Hong Kong de Apoyo a los Movimientos Democráticos Patrióticos de China, Richard Tsoi.

La Alianza se formó en 1989 para apoyar a los estudiantes chinos que entonces se manifestaban en Pekín contra la corrupción del régimen comunista y en defensa de mayores libertades y que fueron reprimidos a la fuerza por el Ejército chino tras casi siete semanas de intensas protestas. La Alianza ha afirmado que también acudirá al Parque de la Victoria, donde guardarán un minuto de silencio.

El año pasado, unas 180.000 personas recordaron a las víctimas de la masacre. Este año, la vigilia estará marcada por la controvertida ley de seguridad para Hong Kong con la que Pekín pretende prohibir todo acto de «subversión contra el Gobierno» central chino en esa ciudad. Según abogados y activistas locales, la legislación podría cercenar las libertades de las que goza la ciudad semiautónoma y ya ha provocado algunas protestas contra ella, así como contra otra ley que podría criminalizar los insultos al himno chino.