Ghislaine Maxwell se declara no culpable de tráfico sexual de menores

Sociedad

Ghislaine Maxwell se declara no culpable de tráfico sexual de menores
Foto: TIMOTHY A. CLARY| AFP

La británica Ghislaine Maxwell se ha declarado este martes no culpable de seis delitos vinculados con el tráfico sexual de jóvenes para satisfacer los deseos sexuales de su expareja, Jeffrey Epstein, inversor estadounidense que murió en prisión.

En contexto: la supuesta colaboradora de Jeffrey Epstein fue detenida el pasado 2 de julio por el FBI. Ghislaine Maxwell, de 58 años, había desaparecido tras el arresto en julio de 2019 del multimillonario neoyorquino, acusado de múltiples agresiones a menores

La supuesta colaboradora se ha declarado no culpable ante las acusaciones de la fiscalía de haber «ayudado, facilitado y contribuido a las agresiones contra menores» del multimillonario, entre 1994 y 1997. A su vez, también estaba acusada de «haber mentido de forma repetida» durante un testimonio bajo juramento en el marco de un juicio civil en 2016.

Los fiscales aseguran que a veces Maxwell participaba en los presuntos abusos ocurridos en las mansiones de Epstein en Nuevo México, Palm Beach y Manhattan. Su estrategia era hacerse amiga de las jóvenes para después convencerlas de dar masajes sexuales a Epstein, momento en el que se producían los abusos sexuales, según la fiscalía. Si Maxwell es declarada culpable, se enfrenta a un máximo de 35 años de cárcel.

Por otro lado, la fiscalía de Nueva York ha pedido a la jueza federal de Manhattan, Alison Nathan, que rechace la solicitud de fianza de Maxwell –cinco millones de dólares a cambio de su arresto domiciliario– porque presenta un riesgo de fuga «extremo». 

Los fiscales afirman que ya intentó escaparse cuando fue arrestada el 2 de julio en la casa de Bradford, New Hampshire, donde se escondía. Asimismo, aseguran que en la casa de Maxwell dieron con un teléfono móvil envuelto en papel de aluminio, «un esfuerzo al parecer equivocado para impedir ser detectada» por la policía.

Supuestamente, Ghislaine Maxwell era una de las personas clave en la red de tráfico por la que fue encarcelado Epstein y supuestamente se encargaba de proporcionarle chicas al magnate y sus amigos, entre el que se encuentra el príncipe Andrés de Inglaterra, que abandonó sus funciones públicas al verse salpicado por este escándalo, y el expresidente estadounidense Bill Clinton.