The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Portugal

El incendio de Portugal no da tregua y obliga a evacuar nuevas poblaciones

Redacción TO
Última actualización: 20 Dic 2018, 8:42 pm CET
Foto: PAULO NOVAIS | EFE

El incendio que arrasa desde el sábado el centro de Portugal y que ya ha dejado 64 muertos y más 200 heridos, según el último balance del Instituto Nacional de Emergencia Médica (INEM), no da tregua y continúa activo en el municipio de Góis, y avanzando hacia el norte, lo que ha obligado a las autoridades a evacuar nuevas poblaciones como medida preventiva. Pese a que el 95% del fuego en Góis se encuentra controlado "en la fase de vigilancia", aún hay un 5% que tiene "un gran potencial de riesgo", ha informado este miércoles el comandante de operaciones de Protección Civil, Vítor Vaz Pinto. "En este momento no arden con intensidad, pero hay varios puntos calientes", ha explicado, subrayando a continuación que los esfuerzos se concentran en Porto Espinho, Coentral y Camel.

Lo que se registra en este momento en la zona, son "fuegos repartidos" en zonas de "difícil acceso" en las que hay desplegados más de 1.200 efectivos terrestres, entre ellos 40 militares españoles de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Los trabajos están siendo apoyados por 411 medios técnicos y cinco aéreos, ha agregado Vaz Pinto, que ha precisado que, al igual que ocurrió en días pasados, la labor de las aeronaves está "siendo limitada" por el humo, que dificulta la visibilidad necesaria para sobrevolar algunas zonas.

Las autoridades portuguesas dan por controlado el 95 % del incendio de Pedrógao Grande 1

Un avión español suelta agua en un bosque en Louriceira para luchar contra con el incendio | Foto: Miguel Vidal / Reuters

En el cuarto día de tareas de extinción, los bomberos continúan tratando de controlar el fuego desatado el sábado en Pedrógão Grande, en el distrito de Leiria, que ha calcinado ya más de 30.000 hectáreas de bosque, sobre todo de eucalipto.

La amenaza del voraz incendio ha obligado a desalojar una treintena de pueblos en Góis y en el municipio de Pampilhosa da Serra, una situación a la que se hará frente este miércoles con la llegada de refuerzos internacionales.

Ayuda internacional

En las últimas horas se han incorporado a los trabajos de extinción 80 bomberos españoles, que se unen a los 200 militares a través de la colaboración bilateral entre países y del mecanismo europeo de protección civil.

Los bomberos que trabajan en Góis se han mostrado optimistas respecto al combate de las llamas en el que participan "aviones pesados" y tres equipos de bomberos españoles procedentes de Madrid, Andalucía y Galicia. En la zona afectada por el incendio trabaja también un nutrido grupo de psicólogos que, según las autoridades, ha realizado hasta primera hora de esta mañana un total de 552 asistencias.

Está previsto también que un avión Canadair de Marruecos refuerce en las próximas horas la flota de las aeronaves de este tipo, también llegadas de Italia y Francia, que colaboran en las tareas de extinción y cuya labor se ha visto complicada en días pasados por el denso humo que cubre algunas zonas.

Las suaves temperaturas registradas durante la noche en Góis y Pedrógão han ayudado a los bomberos a evitar el avance de las llamas, tarea que se prevé complicada con los 38 grados y vientos suaves en la zona que prevé para este miércoles el Instituto Portugués de Mar y Atmósfera.

Mientras la lucha contra el fuego continúa, Portugal se prepara para enterrar este miércoles a las 64 personas que han perdido la vida.

La causa del incendio podría no ser un rayo

El presidente de la Liga de los Bomberos portugueses, Jaime Marta Soares, ha cuestionado que fuese un rayo el causante del devastador incendio que azota el centro de Portugal, tal y como apuntó la Policía Judicial (PJ). "Tengo el convencimiento de que el impacto de un rayo llegó bastante más tarde del inicio del incendio. El inicio del incendio fue a las 15:00 y el rayo ocurrió un tiempo más tarde, cuando el incendio ya tenía grandes proporciones", ha dicho Marta Soares a la cadena de televisión lusa SIC.

Su versión no coincide con la de la PJ, que indicó el domingo que barajaban como causa más probable del fuego el impacto de un rayo contra un árbol seco, una explicación ante la que Marta Soares se ha mostrado escéptico por la celeridad con la que se dio, menos de 24 horas después de que se conociera la tragedia.

"Justo después del acontecimiento, solo porque un árbol daba muestras de haber recibido el impacto de un rayo... yo también estuve en muchos incendios donde cayeron rayos y el incendio ya tenía horas de desarrollo", ha comentado. Por eso, consideró que se trata "de una cuestión que tiene que ser muy bien analizada para decir que fue realmente así como se originaron las llamas", aún activas en los municipios de Pedrógão Grande y Góis, en el centro del país.