Leopoldo López, desde Madrid: «Maduro es un asesino, vamos a regresar y Venezuela será libre»

Por: Rodrigo Isasi Arce

Política y conflictos

El opositor venezolano y líder del partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, ha comparecido desde Madrid tras su huida de Venezuela. The Objective ha tenido el privilegio de ofrecer en directo la señal nacional e internacional de la primera comparecencia pública de Leopoldo Lopez tras su huida del régimen de Nicolás Maduro. Estuvo en la cúspide de la popularidad durante las masivas protestas que buscaban la salida del presidente Nicolás Maduro en 2014, pero la cárcel lo sacó de escena y ahora, fuera de Venezuela, Leopoldo López, comisionado presidencial para el Centro de Gobierno del presidente (E) Juan Guaidó, deberá luchar contra el olvido.

En contexto: López abandonó el sábado la residencia del embajador de España en Caracas, donde permanecía como huésped desde el 30 de abril de 2019, tras participar en un fallido supuesto levantamiento militar. López es líder del partido Voluntad Popular (VP), en el que también hizo toda su carrera el parlamentario Juan Guaidó, hasta que salió del partido en enero pasado con el objetivo de representar a todos los opositores y no solo a una organización.

Poco antes de su comparecencia, Leopoldo López se ha reunido con el presidente Pedro Sánchez en la sede del PSOE en Ferraz. «El PSOE desea una vía pacífica a la crisis en Venezuela, porque el pueblo venezolano debe sufrir lo mínimo», reza el mensaje del partido de Sánchez en Twitter.

Los primeros en llegar al acto de este martes han sido los padres de López. «Estoy muy orgulloso como padre y ciudadano de mi hijo», ha dicho su padre, Leopoldo López Gil, diputado por el Partido Popular (PP) del Parlamento Europeo.

«Quiero agradecerle a dios estar hoy aquí, estar con mi familia, tener un respiro de libertad tras siete años preso», han sido las primeras palabras de López. También ha tenido palabras de agradecimiento al Gobierno y Reino español, así como a la Unión Europea, sin olvidar a Juan Guaidó y su lucha en Venezuela. «Por encima de todo al pueblo de Venezuela que está sufriendo por un modelo equivocado, corrupto y represivo que está afectando el bienestar de millones de venezolanos y ha obligado a cinco millones de venezolanos a salir del país».

«Yo no quería salir de Venezuela, me he visto obligado», ha asegurado y ha citado a Rómulo Betancourt: «We will come back». «Vamos a regresar y estamos convencidos de que Venezuela va a ser libre».

«Hoy el pueblo de Venezuela está pasando hambre, está sufriendo», ha asegurado antes de cargar contra Nicolás Maduro: «Nicolás Maduro es un asesino, ordena a sus grupos paramilitares salir a matar gente».

López ha señalado que ahora se va a dedicar a «impulsar que en Venezuela se pueda materializar una elección presidencial, justa, libre y verificable, a aliviar del sufrimiento al pueblo venezolano».

«Nosotros estaremos siempre del lado de los derechos humanos», ha remarcado, y ha señalado que la oposición lo que tiene como prioritario es «la unidad, de la política, de la sociedad civil, del pueblo», y que centrará su esfuerzo en esta nueva etapa en buscar esa unidad.

Se ha referido también a la coalición internacional que logrado Guaidó con más de 60 países y, que con diferentes ideologías, todos coinciden en que «Venezuela debe ser libre y deben ser los venezolanos los que decidan en unas elecciones».

Los tres objetivos de Leopoldo López

«Desde aquí me voy a concentrar en tres cosas: primero que los venezolanos tengamos unas elecciones libres y transparentes; segundo, que la causa de los presos políticos no se olvide, y buscar apoyo internacional para aliviar la crisis humanitaria del pueblo venezolano. Esos serán mis objetivos y los acordé con el presidente interino Juan Guaidó».

«Vamos a poder aportar mucho desde fuera de Venezuela», ha asegurado después de remarcar una vez más que se ha visto obligado a salir del país, y ha citado a Mandela: «El territorio de la lucha no lo elige el oprimido, lo elige el opresor».

Sin detalles sobre su salida de Venezuela

López no ha querido dar detalles sobre su salida de Venezuela, «para proteger la integridad» de quienes le ayudaron. Tampoco ha dado detalles sobre cuál será su estatus en España: «La que me permita estar en España. Si me toca la condición de refugiado como a otros miles de venezolanos la tomaré. Yo salgo para trabajar, para enfrentar a la dictadura, para dar voz a los que no pueden tenerla en Venezuela».

López ha aclarado después que la operación de su salida solo la conocían cinco personas, ni siquiera su mujer, y que sus nombres los guarda para protegerlos.

La «ayuda» de Pedro Sánchez y «sin Gobierno en el exilio»

Sobre la reunión con Pedro Sánchez, Leopoldo López ha asegurado que le ha quedado clara la postura de Sánchez de «considerar una dictadura» el Gobierno de Maduro. «Veo en Pedro Sánchez mucha empatía con la causa de Venezuela, veo en él, en su gobierno y en su partido la intención de acompañar a nuestro país».

«No se plantea un Gobierno en el exilio. Juan Guaidó sigue siendo nuestro líder y eso no va a cambiar», ha defendido. «Yo quiero decirle, para la tranquilidad de los venezolanos, que Guaidó se va a quedar en Venezuela, y está dispuesto a ir preso y más».

Luchar desde el exilio, transición y gira internacional

«Espero ser útil en un equipo, queremos ampliarlo para poder ganar y conquistar la libertad. Desde aquí admiro y acompañaré a los que están en la lucha en Venezuela». López ha defendido que ellos han planteado el diálogo y las conversaciones en varias ocasiones pero «el dictador Maduro las rechazó».

«Una transición va a tener que incluir a personas que han estado en la estructura de poder del Gobierno de Maduro, así es una transición. El problema es Maduro, es el dictador y tenemos que hacer lo posible para salir de ello hacia una elecciones libres justas, transparentes y democráticas».

También ha señalado que tiene la intención de hacer una gira, por Europa, el continente americano e incluso por Asia y África, siempre y cuando la pandemia lo permita, para lograr sus tres objetivos.

Apoyo de EEUU y acercamiento a los países que «se llamen demócratas»

«Estamos muy agradecidos del apoyo del Gobierno de Estados Unidos pero esperamos que siga siendo un acuerdo bipartidista», ha dicho López, que ha defendido que van a buscar un apoyo con todos los países «que se hagan llamar demócratas». Leopoldo López ha señalado a The Objective que no ha tenido ocasión de hablar con el presidente Donald Trump, pero sí con su equipo.

«Hay que salir del dictador»

«Hay que salir del dictador», ha dicho López antes de defender el aislamiento necesario y las sanciones a Maduro, no así a su entorno.

«Quienes no reconozcan hoy a Maduro como un dictador deben revisar su propio concepto de libertad, democracia y de derechos humanos», ha dicho, y ha añadido: «Maduro es un cruel dictador, asesino que no tiene compasión, y no lo digo yo, lo dice el informe de la ONU que recoge todos los casos de abusos».

Mensaje a los venezolanos: «Unidos para la conquista de la libertad»

Leopoldo López ha lanzado un mensaje a los venezolanos: «Tengamos fuerza, fe y convicción. Hermanos y hermanas, la dictadura no se va a quedar para siempre, porque vosotros os vais a caer y os vais a levantar. Tengamos la fuerza de seguir adelante, esta lucha ni ha sido fácil. El liderazgo se mide cuando tiene la capacidad de levantarse y enfrentamos las adversidades. Tenemos que seguir adelante porque se lo merecen nuestros hijos, los niños que pasan hambre en Venezuela, los enfermos y los que soñamos con una gran Venezuela. Debemos estar unidos par ala conquista de la libertad».

 

Leopoldo López fue arrestado en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado de liderar los actos violentos en las marchas antigubernamentales que se llevaron a cabo ese año. El opositor cumplió su condena durante casi tres años en una cárcel militar y, posteriormente, fue traspasado a arresto domiciliario hasta su liberación en abril de 2019.

Aquel día se sumó al conato de levantamiento militar que lideró Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por cerca de 50 países, cuando se dirigió junto a una treintena de militares a una base militar en Caracas.

Tras ello, explicó en una entrevista con Efe, la única concedida durante su tiempo en la residencia del embajador, reconoció que una intervención militar en Venezuela  una opción que sigue presente entre la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro, porque es una alternativa legal que contempla la Constitución.


Consulta todas nuestras noticias y reportajes sobre la crisis de Venezuela