Los colectivos chavistas atacan a grupos de periodistas en la Asamblea Nacional venezolana

Mundo ethos

Los colectivos chavistas atacan a grupos de periodistas en la Asamblea Nacional venezolana
Foto: FEDERICO PARRA

Los “colectivos”, como llaman en Venezuela a las bandas paramilitares adscritas al Partido Socialista Unido (Psuv) y a otras organizaciones chavistas, se han apostado a la salida del Parlamento de mayoría opositora mientras los diputados discutían sobre la situación social generada por los apagones masivos que sufre el país. Nicolás Maduro ordenó recientemente a estos grupos salir a la calle en “una ofensiva activa” contra los opositores al régimen.

El grupo violento de civiles chavistas –algunos armados– ha atacado física y verbalmente este martes a la caravana de Juan Guaidó y a varios periodistas que estaban cubriendo una sesión de debate de la Asamblea Nacional; los han agredido y amenazado a la salida del parlamento en medio de un clima de terror y bajo la mirada cómplice de uniformados también al servicio del gobierno de Nicolás Maduro, según han relatado varios testigos.

“Al carro de Guaidó lo agredieron cuando iba saliendo. Los colectivos bloquearon el paso por unos momentos de las camionetas, lanzaron un artefacto que soltó humo y otro que detonó, y golpearon la camioneta. Ellos (el grupo de Guaidó) se fueron y los colectivos siguen dando vueltas” por la zona, narra la periodista Gabriela González, de El Estímulo, mientras se escuchan detonaciones, aparentemente de petardos.

 

 

Los periodistas han reportado desde el interior de la Asamblea, vía telefónica, que han sido atacados varios equipos de prensa. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) también ha denunciado las nuevas agresiones.

“Tienen una actitud bastante agresiva, a los primeros periodistas que se fueron marchando les gritaban, a los de NTN (un canal colombiano) les intentaron quitar equipo de vídeo, a los motorizados de la agencia Reuters y de la agencia china Xinhua les robaron los radios transmisores y los conminaron a irse, al chofer del canal por internet Vivo Play le llegaron al carro a intimidarlo”, ha relatado la periodista.

“Sonó una detonación hace unos minutos. Estamos esperando. Afuera se escuchan motos como si estuvieran dando vueltas, seguimos en el hemiciclo esperando”, ha agregado González poco antes de disponerse a abandonar el lugar con un grupo de otros comunicadores, por protección.