The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Reino Unido

El Parlamento británico rechaza el acuerdo de May con la Unión Europea sobre el Brexit

The Objective
Última actualización: 25 Feb 2019, 8:33 pm CEST
Foto: Reuters TV | Reuters

Día clave para el Reino Unido. El Parlamento ha rechazado el acuerdo de salida de la Unión Europea que negoció la primera ministra, Theresa May. Esta ha señalado, durante el debate, que los diputados británicos deben respetar el resultado del referéndum del Brexit que en 2016 decidió la salida de Reino Unido de la UE. "Creo que tenemos el deber de cumplir con la decisión democrática del pueblo británico", ha dicho, advirtiendo a los legisladores que la Unión Europea no ofrecería ningún "acuerdo alternativo". El resultado ha sido de 432 votos en contra y 202 a favor por lo que se trata de la mayor derrota de un Gobierno británico en la historia.

Se prevé que la salida del Reino Unido de la UE se retrase y no sea el 29 de marzo como, hasta ahora, se había estipulado. El partido laborista, el Partido Nacionalista Escocés y el conservador Edward Leigh retiraron sus enmiendas durante el debate, por lo que el resultado de la votación final se ha conocido antes de los esperado.

Tras la votación de las enmiendas, los diputados han rechazado el documento de 585 páginas fruto de 17 meses de difíciles negociaciones con Bruselas. La primera ministra ahora tiene tres días para presentar al Parlamento una propuesta. Poco después de conocerse el resultado, el jefe de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha anunciado la presentación de una moción de censura que será debatida este miércoles. Corbyn había advertido de que iba a votar en contra porque se trata de "un mal acuerdo para nuestro país".

May dice a los diputados que deben respetar el referéndum sobre el Brexit

May se enfrentará ahora a una moción de censura en el Parlamento. | Foto: Reuters

Con esta moción de censura el laborismo pretende erosionar aún más el ya golpeado el liderazgo y la autoridad de May. A pesar de esto, ni el Ejecutivo ni el puesto de May corren peligro, aunque sea aprobada.

Mostrando la profunda división que reina en el país, activistas de ambos campos se concentraron desde la mañana a las puertas del Parlamento para hacer llegar sus mensajes a los diputados. "Votamos a favor del Brexit, queremos abandonar la Unión Europea. Y queremos que esa gente dentro de la Cámara nos vea, nos escuche y escuche lo que decimos", afirmaba Sally Smith, empleada en el sector de la construcción, mientras hacía sonar la batería que transportaba sobre un carrito.

"Personalmente, espero que el acuerdo sea rechazado. Espero que se pare todo el Brexit, que haya una consulta popular, pero creo que los últimos dos años de política británica han demostrado la locura en este país", decía otra manifestante, Elena Useinovic, rodeada por activistas con banderas europeas.

Consciente de que se encaminaba a una estrepitosa derrota, May había anulado la primera sesión de ratificación prevista para el 11 de diciembre, con la esperanza de obtener alguna garantía adicional de la UE que girase la balanza a su favor. Sin embargo, cinco semanas después poco parece haber cambiado.