Mike Pompeo llega a Israel en plena pandemia para debatir la anexión de Cisjordania

Política y conflictos

Mike Pompeo llega a Israel en plena pandemia para debatir la anexión de Cisjordania
Foto: Andrew Harnik| Reuters

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha llegado este miércoles a Jerusalén para hablar del proyecto de anexión israelí de parte de la Cisjordania ocupada, en su primer viaje al extranjero en casi dos meses.

Pompeo ha aterrizado por la mañana en el aeropuerto David Ben Gurion, cerca de Tel Aviv, y mantendrá reuniones por separado con el primer ministro Benjamin Netanyahu y su ex rival electoral, el ex jefe de las fuerzas armadas Benny Gantz, quienes han formado un gobierno de coalición. Después de 17 meses de una crisis política con sobresaltos y tres elecciones, el gobierno de Netanyahu y Gantz prestará juramento el jueves ante la Knesset, el parlamento israelí, en Jerusalén.

Además de abordar este tema se espera que Pompeo hable de Irán, el enemigo número uno de Israel, que se sospecha que ha aumentado los ataques contra posiciones iraníes en la vecina Siria durante las últimas semanas.

Netanyahu liderará el primer año y medio del nuevo Ejecutivo, que anunció que a partir del 1 de julio llevará la cuestión del territorio palestino ocupado de Cisjordania al Parlamento israelí. «El plan de paz de Trump ha reconocido el derecho de Israel sobre toda Judea y Samaria (nombre bíblico de Cisjordania), y el presidente Trump ha prometido reconocer la soberanía israelí sobre las comunidades judías allí y en el valle del Jordán», declaraba Netanyahu pocos días después de firmar el pasado mes el pacto con Gantz.

El plan estadounidense, conocido como el Acuerdo del Siglo, aprueba esta acción, aunque dispone que tiene que ser coordinada con Washington. En febrero, el comité entre Israel y EEUU constituido para supervisar los mecanismos de la anexión se reunió por primer vez en Cisjordania.

El Acuerdo del Siglo prevé convertir a Jerusalén en la capital «indivisible» del «Estado judío» de Israel y la anexión del valle del Jordán y de las más de 130 colonias israelíes en la Cisjordania ocupada. También contempla la creación de un Estado palestino en un territorio pequeño.

Francia, el Reino Unido y Alemania han cuestionado estas intenciones. El enviado de Naciones Unidas para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, ha descrito el plan como «una creciente amenaza» para la paz en la región. Josep Borrell, el jefe de la diplomacia europea, ha advertido de que ello «constituiría una seria violación a la ley internacional»