La NASA aplaza el lanzamiento de la sonda Parker, que buscará llegar al Sol, hasta el domingo

Futuro

La NASA aplaza el lanzamiento de la sonda Parker, que buscará llegar al Sol, hasta el domingo
Foto: NASA

La NASA aplaza el lanzamiento de la sonda solar Parker hasta el domingo a las 9.29 hora española.

 

Del tamaño de un automóvil y con un valor de 1.500 millones de dólares, la Parker Solar Probe será lanzada abordo del cohete Delta IV Heavy desde Cabo Cañaveral en Florida a primeras horas del sábado.

El Delta IV Heavy es el segundo cohete más potente en servicio, por detrás del Falcon Heavy de Space X. La sonda se acercará al Sol mucho más que las que la precedieron. Tanto, que llegará a penetrar a través de su ardiente atmósfera hasta prácticamente tocarlo, dicen los científicos.

De alcanzar su objetivo, Parker se convertirá en el primer aparato construido por humanos que enfrentará las infernales condiciones de la corona, la parte más externa de la atmósfera del Sol, pasando a unos 6,2 millones de kilómetros de la superficie de la estrella.

Acercándose más al Sol que cualquier nave espacial en la historia, el objetivo principal de la sonda es escudriñar los secretos de la corona, la inusual atmósfera inusual de esta estrella.

La corona del Sol no solo es 300 veces más caliente que su superficie, sino que también emite poderosos plasmas y partículas energéticas que pueden liberar tormentas geomagnéticas espaciales, causando estragos en la Tierra al interrumpir la red eléctrica. Pero se sabe poco sobre estas explosiones solares.

«Parker Solar Probe nos ayudará a hacer un trabajo mejor al predecir cuándo ocurrirá una perturbación de los vientos solares que podría afectar la Tierra», afirma Justin Kasper, uno de los científicos del proyecto y profesor de la Universidad de Michigan. Durante los siete años que durará la misión, está previsto que Parker cruce 24 veces la corona.