The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Los niños que viven con fumadores sufren más ingresos hospitalarios

Redacción TO
Foto: Patrick Brinksma | Shutterstock

Las niñas y niños que viven en hogares con fumadores sufren más infecciones respiratorias e ingresos hospitalarios que quienes viven en lugares libres de humo, según ha concluido un estudio publicado en la revista Prevención del Tabaquismo, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). El informe, además, ha constatado que los niños expuestos al humo de tabaco ambiental (HAT) reciben una dosis de nicotina total anual equivalente a fumar entre 60 y 150 cigarrillos.

Los más pequeños son más vulnerables al tabaquismo pasivo por su menor superficie corporal, ya que antes de los 18 meses pasan del 60% al 80% del tiempo en casa. En el caso de infección respiratoria de vías altas, el estudio muestra que los niños expuestos al humo de tabaco ambiental tuvieron una media de nueve episodios de infecciones respiratorias, frente a 7,4 de los niños no expuestos, 11,8 consultas al pediatra frente a las 9,4 de los no expuestos y 0,3 ingresos por infecciones respiratorias frente a un 0,2.

Por otro lado, en el caso de infección respiratoria de vías bajas, el único dato estadísticamente significativo fue la diferencia en el número de episodios en los niños expuestos y no expuestos cuando la madre era la fumadora. Por tipo de infección respiratoria, los niños expuestos a HAT tuvieron un número de episodios de bronquiolitis significativamente superior a los no expuestos.

El número total de niñas y niños que participaron en el estudio asciende a 150, de los cuales, 88 acudían a la guardería. Entre estos niños se ha observado un mayor número de episodios y consultas con respecto a los que no acuden a ningún centro.

Respecto a los resultados del hábito tabáquico de los adultos que conviven con estos niños, el estudio muestra que un 37% de los padres se declararon fumadores, un 26% de las madres (de las cuales un 19% fumó durante la gestación frente a un 7% que no lo hizo) y el 46% de los cuidadores principales.

“Estos datos son el reflejo de que existe un elevado porcentaje de fumadores en hogares con niños y un porcentaje elevado de mujeres gestantes que continúan con su hábito durante la gestación, así como fumadores en el grupo de cuidadores principales", ha informado Eva de Higes, neumóloga del Hospital Fundación Alcorcón de Madrid y directora de la revista Prevención del Tabaquismo de Separ.

Lo que más les preocupa a los neumólogos es que los cuidadores representen el porcentaje más alto de fumadores (el 46%), pues "probablemente este grupo sea el menos consciente de los riesgos que supone exponer a los niños al HAT y prosiga con su hábito tabáquico”, según comenta la doctora, informa Efe.