El padre de Meghan Markle rompe su silencio: "Me hubiera encantado llevarla al altar"

Mundo ethos

El padre de Meghan Markle rompe su silencio: "Me hubiera encantado llevarla al altar"
Foto: Frank Augstein

«Papá, tengo un nuevo novio». Así le comunicó Meghan Markle a su padre, Thomas, su nueva relación. «En la siguiente llamada telefónica ya me dijo ‘Es británico’, y le dije: ‘Eso está muy bien’, y finalmente la tercera vez fue cuando dijo: ‘Es un príncipe». A partir de ese momento, la actual duquesa de Sussex le pidió que llamaran a Harry como ‘H’ para que nadie supiera de quién estaban hablando, según ha revelado Thomas Markle en una entrevista en Good Morning Britain en la que rompe su silencio sobre la boda de su hija.

 

 

Justo antes de la boda, el padre de Meghan Markle se vio atrapado en una relación compleja, y a veces amarga, entre la prensa y la familia real británica. Después de quejarse del acoso al que le sometía la prensa, pactó unas fotografías con un paparazzi sobre sus preparativos para la boda, lo que generó un escándalo con la Casa Real. Markle, que vive en México, ha explicado este incidente: «Fue un intento de cambiar la imagen que se tenía de mí. Durante el último año, las fotografías de mí siempre fueron como peyorativas. Tomaban fotos de mi mano agarrando una cerveza, sacando la basura, comprando un inodoro y estaban haciendo un gran negocio con eso».

«Así que pensé que sería una buena manera de mejorar mi aspecto. Bueno, obviamente, no funcionó y me siento mal por eso, me disculpé por ello, y eso es todo lo que puedo hacer», ha argumentado.

Thomas ha descrito la decisión como un error y ha dicho que había hablado con Meghan y Harry al respecto después de que se conociera la noticia. «Les hablé a los dos y me disculpé», ha dicho. «Tanto Harry como Meghan fueron muy indulgentes al respecto«.

También ha relatado el momento en el que le comunicó a su hija que no podía acudir a la boda: «Estaban decepcionados. Meghan lloraba. Pero ambos me dijeron que cuidara de mí mismo, que estaban realmente preocupados por mí. Me dijeron que lo importante era que mejorara».

 

 

Thomas ha continuado diciendo que se sentía «honrado» de que el Príncipe Carlos llevara a su hija al altar. «No puedo pensar en un reemplazo mejor que alguien como el Príncipe Carlos», dijo. «Estaba celoso, desearía haber sido yo quien la llevara al altar, pero gracias a Dios que él estaba allí».

“Estaba tan guapa dirigiéndose al altar, tan maravillosa. Me sentí muy orgulloso, no podía imaginarme un momento mejor en mi vida. Estaba muy disgustado de no ser yo quien la acompañaba, pero el mundo entero estaba mirando a mi hija. Me sentí muy feliz. Lo desafortunado para mí ahora es que soy una nota a pie de página en uno de los mejores momentos de la historia, en lugar de ser el padre que la acompañó al altar. Así que eso me disgusta un poco», ha confesado.