Puigdemont llega al tribunal de Cerdeña para comparecer ante la Justicia italiana

Por: AFP

Política y conflictos
Puigdemont llega al tribunal de Cerdeña para comparecer ante la Justicia italiana
Foto: Guglielmo Mangiapane| Reuters

El líder independentista y expresidente catalán Carles Puigdemont, objeto de una orden europea de detención emitida por España para su extradición, ha llegado al tribunal de Sassari, en la isla italiana de Cerdeña, para comparecer ante el juez que estudiará si se dan las razones para su entrega a España, después de que fuera detenido el pasado 23 de septiembre y puesto en libertad un día después.

Puigdemont ha ingreado poco antes de las 11:00 en la sede de la corte de apelaciones de Sassari, entre aplausos de varias decenas de militantes independentistas catalanes que gritaban «¡Libertad, libertad!», según se puede ver en las imágenes. De esta forma, las autoridades judiciales italianas deberán determinar ahora si la decisión de la corte de dejarle en libertad, con plena facultad de movimientos, es definitiva.

Puigdemont, es acusado de sedición y malversación de fondos por su papel en la fallida tentativa de secesión de 2017. Eurodiputado desde 2019, reside en Bélgica, donde huyó después de la efímera declaración de independencia que lideró. Así, la corte deberá pronunciarse en sustancia sobre la vigencia de la orden de detención europea y la inmunidad parlamentaria.

Puigdemont llegó el domingo al aeropuerto de Alguer, al noroeste de la isla italiana, el mismo donde había sido detenido, e ingresó sin problemas al territorio italiano. Varias personas, entre ellas los eurodiputados Toni Comín y Clara Ponsatí, lo esperaban a la salida.

De igual forma, para este lunes han sido convocadas varias manifestaciones «de solidaridad» en Sassari por parte de los movimientos independentista de Cerdeña y Córcega (Francia).

Puigdemont convocó una rueda de prensa para la tarde en Alguer, junto a sus abogados  Gonzalo Boye y  Agostinangelo Marras, convencido de que la justicia italiana rechazará entregarlo a España.

El jueves, el juez instructor de la causa en España, Pablo Llarena, remitió un documento a la justicia italiana donde insistió en que las órdenes de arresto continúan vigentes y que el líder catalán debía ser arrestado y extraditado.

Por su parte, el secretario general adjunto del PDeCAT, Marc Solsona, se ha mostrado confiado este lunes en que la Justicia europea «siga poniendo de manifiesto los problemas que ostenta la Justicia española». En una rueda de prensa telemática, Solsona ha trasladado el apoyo del partido a Puigdemont y ha indicado que tienen la esperanza de que «todo salga bien», en relación con su declaración ante el juez.

Puigdemont ya ha llegado al Tribunal de Apelación de Sassari (Cerdeña, Italia) para participar en la vista que estudiará si se dan las razones para su entrega a España, después de que fuera detenido el pasado 23 de septiembre y puesto en libertad un día después.