British Airways cancela todos sus vuelos de Heathrow y Gatwick por la caída del sistema

Futuro

British Airways cancela todos sus vuelos de Heathrow y Gatwick por la caída del sistema
Foto: Neil Hall

Una caída en el sistema informático general deBritish Airways (BA) ha obligado a la compañía aérea a cancelar todos sus vuelos en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick hasta el domingo, anunció un portavoz citado por medios ingleses.  El incidente está relacionado «con un problema de suministro eléctrico», según informó el director general de BA, Alex Cruz.

La aerolínea, que había pidió disculpas por los retrasos y el caos provocado a nivel mundial, anunció en un primer momento la cancelación de los vuelos hasta las 18:00 horas, pero la imposibilidad de recuperar el sistema ha llevado a BA a adoptar esta drástica medida.

«Pedimos disculpas por la interrupción del sistema general; estamos trabajando para resolver el problema lo antes posible», informó la compañía a través de Twitter poco después de que se interrumpiera su sistema informático general.

El aeropuerto londinense de Heathrow está «trabajando estrechamente» con BA para resolver el problema, ha informado en una nota. Entre los aeropuertos afectados por la caída del sistema se encuentran los de Roma, Praga, Málaga y Estocolmo, según medios ingleses. También el aeropuerto de Madrid ha informado de retrasos en varios de sus vuelos, según Radio Nacional de España.

«Trabajamos duro para proponer otros vuelos a los clientes que deben volar hoy», explicó la compañía mediante un comunicado. Y a quienes no pudieron viajar «se les reembolsará el dinero», aseguró.

Esta avería coincide con el inicio de un fin de semana largo ya que el lunes es festivo en Reino Unido. Miles de personas se han visto afectadas por el problema informático de BA, tanto en Reino Unido como fuera y muchos usuarios han expresado su malestar a través de las redes sociales, sobre todo Twitter.

El domingo puede ser también un día con «retrasos y perturbaciones», según la compañía, que ya sufrió otras averías informáticas el año pasado, en julio y septiembre, provocando también retrasos.