The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Siria

Rusia culpa a Israel del derribo de un avión militar en Siria con 15 soldados a bordo

The Objective
Última actualización: 18 Sep 2018, 11:40 am CEST
Foto: Mikhail Klimentyev | AP Photo, File

El ejército ruso ha acusado este martes a Israel de ser responsable de que su avión de reconocimiento Il-20, con 15 militares a bordo, fuera derribado en el mar Mediterráneo por la defensa antiaérea siria. Según el ministerio de Defensa ruso "los pilotos israelíes usaron el avión ruso como cobertura" y ha asegurado que se reservan "el derecho de responder de manera adecuada".

El Il-20 "fue abatido el lunes por un sistema de misiles S-200" del ejército sirio, causando la muerte de los 15 miembros de la tripulación que se hallaban a bordo. El portavoz del ejército ruso Igor Konashenkov ha acusado a Israel de ser responsable de este derribo, al llevar a cabo una operación armada contra Latakia, feudo en Siria del presidente Bashar Al Assad, sin haber advertido de ello a Rusia.

Según Konashenkov, el mando militar israelí "no previno" que llevaría a cabo esta operación y la anunció a Moscú menos de un minuto antes del ataque, lo que "no permitió llevar al avión Il-20 hacia una zona segura". Además ha acusado a los pilotos de los F-16 israelíes de haber puesto deliberadamente en peligro al avión ruso al camuflarse en su señal de radar colocándolo así "bajo el fuego de la defensa antiaérea siria".

El Ilushin-20, cuatrimotor a hélices usado para misiones de vigilancia, desapareció de los radares el lunes por la noche a  35 km de las costas sirias, durante un ataque aéreo llevado a cabo por cuatro F-16 israelíes contra infraestructuras de la provincia siria de Latakia.

Rusia defiende que sus ataques aéreos solo apuntan a "terroristas", pero los activistas aseguran que ataca a combatientes y civiles rebeldes, informa BBC. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), un grupo de monitoreo con sede en el Reino Unido, al menos 7.928 civiles y 10.069 combatientes han muerto en ataques aéreos rusos.