San Sebastián anuncia los primeros títulos a competición: vuelven Ozon, Vinterberg y Kawase

Cultura

San Sebastián anuncia los primeros títulos a competición: vuelven Ozon, Vinterberg y Kawase
Foto: ALVARO BARRIENTOS| AP

Los cineastas Naomi Kawase, François Ozon, Thomas Vinterberg y Sharunas Bartas competirán con sus últimos filmes por la Concha de Oro en la 68 edición del Festival de Cine de San Sebastián, que ha dado a conocer este viernes los seis primeros títulos de la Sección Oficial.

Por qué es importante: la sección competitiva del certamen contará con las últimas obras de estos cuatro consagrados directores, además de la primera película de la georgiana Dea Kulumbegashvili y el segundo trabajo del japonés Takuma Sato.

Naomi Kawase regresa al Festival de San Sebastián, tras competir en 2010 y 2018 con Genpin y Viaje a Nara, con el estreno europeo de True Mothers, que describe un microcosmos familiar en el que intervienen dos madres, una biológica y otra adoptiva. La directora japonesa logró el Premio Fipresci 2010 con Genpin y sus películas, además de competir en San Sebastián, han podido verse en la sección Perlak y en las retrospectivas «Nuevos caminos de la no ficción» (2010) y «Nuevo cine independiente japonés» (2015).

El francés François Ozón es otro viejo conocido del Zinemaldia y ya se hizo con la Concha de Oro en 2012 con En la casa, que mereció también el Premio del Jurado al mejor guión. Ha concursado en San Sebastián también con «Bajo la arena» (2000), Mi refugio (2009) -que recibió el Premio Especial del Jurado-, y Una nueva amiga (2014), y mostró su primera película, Regarde la mer en Zabaltegi en 1997. Compite este año con su último trabajo, Verano del 85, un relato de amores adolescentes ambientado en la Normandía francesa.

Thomas Vinterberg llegará a San Sebastián con Druk, en la que vuelve a dirigir a Mad Mikkelsen, con quien ya trabajó con la desazonadora La caza (2012). El cineasta danés relata un excéntrico experimento desarrollado por varios profesores que intentan «abrir sus mentes» y aumentar su creatividad manteniendo un «grado constante de intoxicación etílica durante la jornada laboral».

Otro director consagrado, el lituano Sharunas Bartas, cuyas películas se han programado en Cannes, Berlín, Venecia y Locarno, competirá en San Sebastián con In the Dusk, un drama de trasfondo bélico sobre la lucha de los partisanos contra la ocupación sovética de Lituania tras la II Guerra Mundial.

A las obras de estos cuatro directores se suma la primera película de la georgiana Dea Kulumbegashivili, quien tras presentar varios cortos en el Festival de Cannes y en la Quincena de Realizadores, debuta con el largometraje Beginning, una historia sobre el acoso de una testigo de Jehova y su familia por parte de un grupo extremista y de la policía en Georgia.

La Sección Oficial contará asimismo con la segunda cinta del japonés Takuma Sato, quien debutó en 2014 con Don’t say that word y presentará en el Zinemaldia Any Crybabies around?, un drama social en torno a la vergüenza y la redención. Las películas de Bartas, Naomi Kawase, Kulumbegashivili, Vintemberg y Ozon habían sido seleccionadas por el Festival de Cannes, que no ha podido celebrarse este año por la pandemia, pero se proyectarán en San Sebastián con el sello del certamen francés.

El Festival de San Sebastián se inaugurará el 18 de septiembre con el estreno, fuera de concurso, de Rifkin’s Festival, la comedia romántica que Woody Allen rodó en Gipuzkoa el pasado verano.