Sánchez seguirá adelante con la reforma del CGPJ pese a la advertencia de la UE

Política y conflictos

Sánchez seguirá adelante con la reforma del CGPJ pese a la advertencia de la UE
Foto: mariobatali| EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene intención de seguir adelante con su plan para rebajar la mayoría necesaria para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Y lo ha hecho a pesar de la llamada de atención de la Unión Europea de que podría violar la separación de poderes que debe regir en los Estados miembro.

En contexto: un portavoz de la Comisión Europea ha señalado que es importante preservar los órganos judiciales de la «politización», y por ello, ha corroborado que se está siguiendo «de cerca» el desarrollo de este tema. Con todo, Sánchez ha propuesto este viernes al PP, principal partido de la oposición, sentarse a negociar ya mismo para lograr un acuerdo sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial, porque el Ejecutivo está dispuesto a hacerlo para «desatascar esta situación». El PP, a su vez, se ha mostrado dispuesto a sentarse a negociar con el PSOE la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero se niega a hacerlo con un partido «radical» como Unidas Podemos

El PP ha pedido que deje de lanzar «cortinas de humo», aparte a Podemos y se avenga a negociar. Fuentes de la dirección del PP han reaccionado de este modo a las declaraciones del presidente del Gobierno al término del Consejo Europeo que comenzó este jueves en Bruselas, donde ha pedido a los populares que se sienten ya para desatascar el Consejo General del Poder Judicial. Es la intención del Ejecutivo, ha dicho Sánchez, pero el PP considera que se trata de «una cortina de humo».

Para los populares, su líder, Pablo Casado, ha tenido éxito al acudir este jueves a la capital belga y denunciar ante altas instancias de la Unión la propuesta del Gobierno para bajar el umbral de mayoría parlamentaria requerida para renovar a gran parte del órgano de gobierno de los jueces. Según la versión de las fuentes del PP, «es falso» que este partido sea el responsable del bloqueo. «Sánchez estuvo en funciones un año, y por la pandemia hemos estado otro medio año sin poder reanudar la renovación de los órganos institucionales», explican.

Tras recordar que «el actual ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, fue miembro de un Consejo que estuvo más tiempo prorrogado», el PP ha acusado al PSOE de la parálisis. Las fuentes han recordado nuevamente sus condiciones: retirar la proposición de ley del PSOE y de Unidas Podemos, que Sánchez aparte a Podemos de la negociación porque es un «partido imputado que arremete contra el poder judicial y contra el rey» y que acepte la «despolitización del proceso» por la que aboga el PP.