THE OBJECTIVE
Espacio patrocinado por
Sanidad

La UVA realiza el primer estudio clínico para la detección de cáncer de tiroides con IA

Los Investigadores han evaluado, por primera vez a nivel mundial, su eficacia en un contexto clínico real

La UVA realiza el primer estudio clínico para la detección de cáncer de tiroides con IA

Ecógrafo para evaluar el cáncer de tiroides del Hospital Clínico Universitario de Valladolid. | UVA

Este estudio pionero ha consistido en valorar las características y tipología de los nódulos tiroideos presentes en pacientes reales para determinar su «malignidad», mediante el uso de un software basado en Inteligencia Artificial (IA) por los endocrinos del Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Como ha podido saber THE OBJECTIVE, se trata de la primera vez que se testa a nivel mundial el uso de un software basado en IA para este tipo de cáncer. Los endocrinos evaluaron 172 nódulos entre los meses de junio del 2021 y diciembre del 2022 y pudieron ver el nivel de coincidencia entre las valoraciones médicas humanas y las valoraciones de la IA.

Una respuesta menos invasiva y rápida en el diagnóstico

Los investigadores de este proyecto de la Universidad de Valladolid, Gonzalo Díaz Soto y Pablo Fernández Velasco, destacan múltiples ventajas de este programa que les permitirá «ser menos invasivos en el diagnóstico del cáncer y por tanto mejorar la calidad de vida de los pacientes».

Díaz Soto y Fernandez Velasco aseguran que gracias a estas herramientas «podrían evitarse muchas punciones de nódulos y tiempos de espera derivados de los análisis citológicos». Esto «reduciría el estrés y la incertidumbre de los pacientes, así como los costes derivados para el sistema sanitario», explican.

Hasta el momento, los estudios realizados sobre el uso de esta herramienta de Inteligencia Artificial se basaban en el análisis de grandes bancos de imágenes utilizados para entrenar al algoritmo. Sin embargo, estos estudios distan mucho de la realidad, ya que en ellos entre el 50% y el 60% de los nódulos analizados son malignos.

La realidad en la práctica clínica refleja que «menos de un 10% de los nódulos que se analizan en el día a día de un hospital acaban resultando cancerígenos». Por ello, «resultaba necesario realizar un estudio en pacientes reales para tener resultados fiables y probar la eficacia real en un entorno clínico», explica Díaz Soto.

La unión de la IA y la habilidad y conocimiento de los médicos hace que «juntos funcionamos mejor», destacan, «nos permite diferenciar, por ejemplo, ciertos nódulos que generan dudas y en los que acabamos realizando punciones sin hacer realmente falta».

Este nuevo software, patentado y comercializado ya en Europa y Estados Unidos, permite a los endocrinólogos tener una segunda opinión fiable y objetiva que facilite los diagnósticos. Tiene, desde hace algunos meses, aplicación real en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D