The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Mundo ethos

Pérez de los Cobos afirma que Trapero lo consideraba una "injerencia" y no reconocía su autoridad

El responsable de la coordinación policial para frenar el referéndum del 1-O, el teniente coronel Diego Pérez de los Cobos, ha detallado la «difícil relación» que tenía con Trapero

Pérez de los Cobos afirma que Trapero lo consideraba una "injerencia" y no reconocía su autoridad

El responsable de la coordinación policial para frenar el referéndum del 1-O, el coronel Diego Pérez de los Cobos, ha detallado este martes la “difícil relación” que tuvo con el mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero. Ha asegurado que Trapero no reconocía su autoridad y que pidió su salida por considerarlo una “injerencia” del Estado.

En su declaración como testigo ha explicado que Trapero “siempre mostró su disconformidad” con su nombramiento, hasta el punto de que no reconoció que tuviera “ninguna potestad para darle instrucciones”.

Pérez de los Cobos ha asegurado que Trapero insistía en que los Mossos d’Esquadra no necesitaban ningún apoyo, pues eran suficientes para el 1-O.

Un ejemplo del distanciamiento entre Pérez de los Cobos y Trapero es que el mayor de los Mossos d’Esquadra no se presentó a las siguientes reuniones y mandó a su número dos, Ferrán López, a pesar de que las instrucciones del fiscal exigían la presencia del mando superior, ha explicado el teniente coronel, que ha señalado que con López “no existía la tensión como con Trapero”.

Además, ha afirmado que Trapero escenificó su rechazo al solicitar por escrito que se revocara su designación, utilizando los mismos argumentos que el exconseller de Interior Joaquim Forn en su carta al exministro del Interior Juan Ignacio Zoido, en la que afirmaba que la designación de Pérez de los Cobos suponía “invadir la competencia de los Mossos”.

De los Cobos ha comparecido como testigo en el juicio del procés a petición de la Fiscalía, que considera su testimonio fundamental para apoyar el relato de violencia que exige el delito de rebelión, por su rol como coordinador sobre el terreno de Mossos d’Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil ante el 1-O.

Sobre las cargas policiales en el 1-O, Pérez de los Cobos ha negado que existieran. «No hubo ninguna carga policial. El concepto de carga está encaminado a una disolución o a un desalojo de un local», ha explicado, y ha afirmado que estas unidades, por un «uso exquisito de la proporcionalidad», evitaron desalojar los locales pese a que «el auto judicial» les facultaba para ello. «Pretendían cumplir la orden con el menor coste posible para la seguridad de los ciudadanos».

Ha afirmado que los cuerpos policiales solo actuaron contra las personas que trataban de impedir el acceso de los agentes a los colegios y que en ningún caso lo hicieron contra votantes pacíficos, ancianos, niños o personas con discapacidad.

Pérez de los Cobos también ha criticado los protocolos de comunicación interna de los Mossos d’Esquadra durante la jornada del 1-O. «El mecanismo estaba hecho para que no funcionara», ha afirmado.

Además, ha asegurado que los Mossos llegaron a impedir «activamente» la actuación policial. «En la mayoría de casos, fue pasividad absoluta, incluidos los casos en los que las Fuerzas de Seguridad del Estado acudieron a los colegios», ha explicado, y ha añadido que «la actividad fue más allá de la pasividad e intentaron obstruir físicamente la actuación de nuestras fuerzas», lo que desembocó en «situaciones delicadas».

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D