Suben a 93 los muertos por los incendios en Grecia tras el hallazgo de dos nuevos cadáveres en el mar

Energía y medioambiente

Suben a 93 los muertos por los incendios en Grecia tras el hallazgo de dos nuevos cadáveres en el mar
Foto: Savvas KARMANIOLAS

La policía portuaria griega ha indicado que han sido recuperados otros dos cadáveres en el mar tras los incendios que comenzaron el 23 de julio y se convirtieron en los segundos más mortíferos del siglo XXI. Con ellos aumenta el balance de muertos a 93.

Lanchas patrulleran continúan la búsqueda en el mar de otras víctimas, ha precisado a la AFP una responsabla de la marina mercante. Tras el incendio, «hemos recuperado ocho cuerpos (en el mar), los dos últimos el lunes y martes», ha indicado. El primero fue encontrado frente a las costas de Mati, la localidad más afectada por los fuegos, ubicada sobre la costa occidental de Atenas, y el segundo en el golfo Sarónico, en la costa oeste de la región de Ática.

El sábado, los bomberos cifraron en 25 las personas declaradas como desaparecidas, pero algunas de ellas, tal vez todas, podrían figurar entre los 28 cadáveres aún sin identificar. Muchos habitantes de la zona que se refugiaron en el agua para escapar de las llamas contaron que tuvieron que esperar varias horas antes de ser auxiliados.

Nueve días después de que se declarase el incendio, autoridades y voluntarios continuaban prestando ayuda a damnificados que perdieron parientes o sus casas. El ministerio de Infraestructuras registró un total de 1.046 viviendas quemadas sobre un total de 3.676 en las localidades afectadas.

Un total de «1.803 inmuebles son habitables y 827 sufrieron daños importantes», precisó el lunes el portavoz del gobierno, Dimitris Tzanakopoulos, quien anunció el pago de subvenciones e indemnizaciones a las víctimas y sus parientes. Bajo las críticas de la oposición, el primer ministro Alexis Tsipras asumió el viernes la responsabilidad política de este drama, pero sin conceder que hubiesen fallos operacionales.

El lunes se trasladó al lugar del desastre sin advertir a la mayoría de los medios de comunicación. Partidos y medios de la oposición denunciaron esta visita «relámpago» como una manera de «evitar la cólera de los habitantes».

«Si el primer ministro hubiera decidido hacerse acompañar por cámaras, ustedes nos habrían acusado de hacer ‘un show mediático'», retrucó Tzanakopoulos, prometiendo «iniciativas para hacer frente a las irregularidades crónicas del país».