The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El Supremo juzgará a los principales líderes del procés y envía la causa de seis encausados a Cataluña

Redacción TO
Última actualización: 25 Feb 2019, 12:59 pm CET
Foto: Ballesteros | EFE

El Tribunal Supremo ha confirmado este jueves su competencia para juzgar el caso del procés aunque ha decidido enviar al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la causa contra cinco exmiembros de la Mesa del Parlament y la exdirigente de la CUP Mireia Boya, acusados únicamente por desobediencia.

La Sala del TS ha estimado los artículos de previo pronunciamiento – el equivalente a las cuestiones previas – planteados por estos seis acusados, de forma que el Supremo solo enjuiciará a 12 líderes independentistas.

“La Sala Penal enjuiciará a los acusados Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquin Forn, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Dolores Bassa, Carme Forcadell, Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santiago Vila”, dice el escrito del alto tribunal, en el que se añade que “estima, sin embargo, la declinatoria de jurisdicción planteada por las representaciones legales de los procesados Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Isabel Simó, Ramona Barrufet Santacana, Joan Josep Nuet, y Mireia Aran Boya, a quienes se les acusa de un delito de desobediencia”.

La Fiscalía defendió el 18 de diciembre que se juzgue a los acusados del procés en el Tribunal Supremo porque considera que sus acciones supusieron “un atentado grave contra el interés general de España”, mientras que las defensas de los acusados pidieron ser juzgados en Cataluña por considerar que el Tribunal Supremo es “sensible a las injerencias del poder político”.

El tribunal encargado del juicio que comenzará en enero estará formado por siete magistrados, con Manuel Marchena como presidente. A primeros de mes, el día 5, la Sala del 61 del Tribunal Supremo rechazó por unanimidad apartar al juez Manuel Marchena y a sus seis compañeros del tribunal, desestimando así las solicitudes de recusación que ocho acusados presentaron contra el presidente de la Sala de lo Penal, así como la petición del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que extendió la solicitud a todo el tribunal.