The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Trump defiende el repliegue en Siria mintiendo: "Los kurdos no ayudaron durante la II Guerra Mundial"

Redacción TO
Foto: Jonathan Ernst | Reuters

Donald Trump está siendo duramente criticado por excombatientes del ejército estadounidense por haber “abandonado” a los kurdos, aliados de Washington, al haber retirado a sus tropas del norte de Siria, cerca de la frontera con Turquía, para allanar el camino a una ofensiva de Ankara.

Turquía lanzó el miércoles su asalto, que había anunciado tiempo atrás, tan solo unas horas después de que Donald Trump anunciara que los “50 soldados” estadounidenses afectados habían “salido” de la zona, dejando expuestos a los kurdos, a los que Ankara considera una amenaza terrorista.

El miércoles, Trump sugirió que ya había ayudado suficientemente a los kurdos al haber gastado “sumas considerables”, sobre todo para proveerles armamento. “Dicho esto, amamos a los kurdos“, añadió.

“Creo que estamos haciendo lo correcto, y creo que el país también lo cree, más allá del pequeño círculo de Washington”, aseguró Trump en referencia a las críticas bipartidistas que ha recibido en el Congreso.

Trump dijo que le “gustan” los kurdos de Siria, pero argumentó que no tiene ninguna obligación de protegerlos porque ellos no combatieron junto a Estados Unidos contra la Alemania nazi.

Además, y ante estas críticas, el presidente de Estados Unidos ha intentado justificar su decisión de replegar las tropas estadounidenses de Siria diciendo: “Ni que nos hubiesen ayudado en la Segunda Guerra Mundial, no nos ayudaron en Normandía”.

También subrayó que Turquía lleva “siglos” combatiendo contra los kurdos y quiere “devolverlos a allí de donde vinieron”, y que Estados Unidos ya lleva demasiado tiempo implicado en esa batalla.

“Esto es como Israel y los palestinos, pero quizá el odio es aún mayor”, también opinó Trump.

Una acusación desmentida

Los kurdos sí ayudaron a los aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Lo dicen los historiadores, lo dicen los hechos. Los kurdos no solo participaron en la Segunda Guerra Mundial, sino que incluso recibieron condecoraciones y dejaron un héroe de guerra en las filas del ejército rojo soviético.

Concretamente, los soldados kurdos participaron activamente en la Batalla de Habbaniya, en Irak, y en los frentes de Italia, Albania y Grecia como parte del ejército británico.

Los kurdos no solo tuvieron un papel importante en el conflicto global desde el bando aliado. También en el ejército rojo soviético destacó un miembro de este pueblo. Su nombre era Samand Siabandov y nació en 1909 en el Óblast de Karst, una provincia que por aquel entonces pertenecía a Armenia pero que hoy en día forma parte del territorio de Turquía. Siabandov fue galardonado con el título de Héroe de la Unión Soviética, la Orden de Lenin, la Medalla al Valor y una Estrella de Oro, entre otras, en 1945 por su “desempeño ejemplar de las tareas de comando de combate al frente de la lucha contra los invasores nazis y por mostrar coraje y heroísmo”.