The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Twitter prohíbe los anuncios políticos de pago en su plataforma

Redacción TO

La red social Twitter ha anunciado que dejará de permitir anuncios políticos pagados, lo que incluye tanto las campañas electorales de los candidatos a las elecciones como aquellas referentes a cuestiones controvertidas en materia de política.

El consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, ha sido quien ha anunciado la nueva medida, que empezará a implementarse el 22 de noviembre, casi dos semanas después de que se celebren las elecciones generales en España y un año antes de que se celebren las presidenciales en Estados Unidos. “Hemos tomado la decisión de parar todos los anuncios políticos en Twitter a nivel global. Creemos que los mensajes políticos deben ganarse, no ser comprados”, ha dicho Dorsey, que ha detallado las razones que han llevado a la empresa a obrar de este modo y ha dirigido una crítica velada a su competidor Facebook.

“Aunque la publicidad en internet es increíblemente poderosa y muy efectiva para los anunciantes comerciales”, ese poder conlleva “riesgos significativos” en el campo de la política, ha dicho Dorsey, que considera que esto puede ser utilizado para “influenciar a votantes y afectar a las vidas de millones” de personas. Considera que las campañas electorales deberían lograr notoriedad en Twitter a través de retuits y de nuevos seguidores, lo que implicaría que sus mensajes logran atraer a los usuarios, pero no a través del pago para llegar a más gente.

La prohibición afecta únicamente a contenidos de pago, es decir, a los espacios publicitarios que campañas políticas o particulares podían comprar hasta ahora para promocionar sus mensajes, pero en ningún caso limita lo que los usuarios pueden decir en la plataforma.

La decisión de Twitter supone un cambio radical respecto a su comportamiento en la pasada campaña electoral de Estados Unidos en 2016, durante la que incluso animaba a las candidaturas a comprar espacio en la plataforma.

Este anuncio se produce en un momento en que el gran rival de Twitter, Facebook, se ha visto envuelto en una nueva polémica por su decisión de permitir anuncios políticos con contenidos que sean demostrablemente falsos. En su hilo de este miércoles en Twitter, Dorsey también ha hecho una referencia velada a esta polémica, al indicar que no sería creíble por su parte decir: “Estamos trabajando duro para que la gente no disemine información falsa, pero si alguien nos paga para que forcemos a la gente a ver su anuncio político… bueno, entonces pueden decir lo que quieran”.