Un hombre mata a su mujer y se suicida en Girona

Sociedad

Un hombre mata a su mujer y se suicida en Girona

Un hombre de 72 años ha asesinado a su pareja y después se ha suicidado en la localidad L’Escala, en Girona, donde ambos residían. Según fuentes de los Mossos d’Esquadra, los hechos se habrían producido tras una discusión sobre la propiedad de la casa familiar.

El presunto homicida y la víctima, de nacionalidades española y belga, respectivamente, se encontraban en proceso de separación. La pareja litigaba por saber quién se quedaría con la casa, en cuyo jardín ha aparecido el cuerpo de ella apuñalado y envuelto en una cortina, según han explicado fuentes próximas a la investigación.

En una parcela vecina se ha encontrado al hombre ahorcado en un árbol. Previamente había dejado varias notas, la mayoría dirigida a los Mossos, en las que reconocía implícitamente lo que había hecho y denunciaba una conjura contra él para quitarle la vivienda. La investigación confirma por el momento que el hombre asesinó a Annick Chenut, de 65 años. La mujer era responsable de una inmobiliaria. La escena del crimen se desconoce, ya que el domicilio no presentaba ningún indicio de violencia.

Tras dejar el cadáver en el jardín, el homicida supuestamente cogió las cosas de la mujer, las metió en el coche de ella y lo quemó. Los bomberos recibieron aviso del incendio a las 3:32 horas. Un cuarto de hora antes, el presunto asesino contactó por correo electrónico con la hija que tenía de otro matrimonio y le dijo que no se sintiese culpable por lo sucedido, así como que el asunto de la casa estaba arreglado. Esta persona fue la que, al descubrir a las 7:00 horas de este miércoles el contenido del mensaje, se puso en contacto con el teléfono de emergencias.

Los investigadores han descubierto también que, en el momento de su muerte, la fallecida ocultaba una grabadora. La policía no descarta que la mujer registrase la conversación que derivó en su asesinato. Tampoco ha aparecido por el momento el arma del crimen.

De confirmarse la naturaleza machista del crimen, se elevaría a diecinueve el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en 2020, y a 1.052 las víctimas mortales desde que empezó a registrarse la estadística, en 2003. Sería la tercera víctima mortal por violencia machista desde que se decretó el estado de alarma, una situación que en abril disparó las llamadas al 016.