Unas 25.000 personas, según la Policía, se concentran en Madrid contra los indultos

Unas 25.000 personas, según la Policía, se concentran en Madrid contra los indultos
Foto: Víctor Lerena| EFE

Unas 25.000 personas se han concentrado este domingo en la plaza de Colón de Madrid en protesta contra los indultos a los presos independentistas catalanes, según datos del Cuerpo Nacional de Policía, ha informado la Delegación del Gobierno.

Lo más importante: los accesos al lugar de la protesta, convocada por la plataforma Unión 78, dirigida por Rosa Díez y a la que han acudido los líderes del PP, Vox y Ciudadanos, han sido cortados por las calles de Génova y el Paseo de la Castellana para evitar mayores aglomeraciones mayores. Al acto han asistido, entre otros, los líderes del PP, Pablo Casado; de Vox, Santiago Abascal, y de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Pero entre esos 25.000 asistentes también también se encontraba, naturalmente, una multitud de ciudadanos anónimos reunidos en protesta por los indultos a los presos independentistas. «Estoy aquí manifestando mi descontento por el Gobierno, por la traición que están haciendo a España, a la Justicia y a la Constitución», ha contado a The Objective Antonio, de 29 años. «Yo, como abogado, defiendo la Constitución y la Justicia ante todo; esto es una falta de ética democrática», ha lamentado».

También se encontraba en Colón Antonio, de 57 años. Él se ha concentrado porque está «hasta las narices del Gobierno que tenemos y porque no hay derecho a que suelten a la gente que nos quiere partir en trocitos», contaba a este diario.

Algunos medios de comunicación han sido abucheados por los asistentes mientras los dirigentes de Vox hacían un paseíllo por el contorno de la plaza para saludar a los cientos de personas que no han podido entrar y bajo gritos de «presidente, presidente». Pablo Casado ha llegado a la zona acompañado de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, así como por dirigentes nacionales del PP, pero junto a él se podía leer una pancarta que denunciaba que «El PP dejó que se fugara Puigdemont».

Rosa Díez ha pedido paciencia a los presentes por el retraso del acto, que tenía que haber dado comienzo a mediodía y empezó con más de media hora de retraso debido a un problema con uno de los generadores.