The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

YouTube recomendó vídeos "extremos y perturbadores" para crecer en visitas

Última actualización: 4 Abr 2019, 2:40 pm CEST
Foto: Entertainment One

Los principales responsables de YouTube conocían la existencia de contenido inapropiado que estaba siendo recomendado en la plataforma y no hicieron nada al respecto en beneficio de las visitas y el tiempo de permanencia en página. Esta es la conclusión de un demoledor informe de Bloomberg, que ha conocido de primera mano los pormenores de esta circunstancia gracias a sus contactos con empleados de Google, propietaria del gigante del vídeo.

La noticia salpica también a Susan Wojcicki, directora general de la compañía, quien habría hecho oídos sordos en defensa del crecimiento de la empresa, según la información. No se trata de un tema menor. Un antiguo empleado sostiene que lo hizo por miedo a introducir “el dedo en la llaga” y por su filosofía de limitarse a “dirigir la compañía” y no meterse “en esos asuntos”, calculando los beneficios únicamente en términos económicos inmediatos. Su objetivo como CEO era el de conseguir 1.000 millones de horas diarias de consumo de la plataforma a nivel mundial.

Bloomberg informa, al mismo tiempo, de que en los últimos dos años cinco altos directivos han abandonado YouTube ante la monstruosa labor que significaba crear filtros eficaces para impedir el ascenso de los contenidos más duros, que citan como “extremos y perturbadores”. En esta categoría entran contenidos de violencia extraordinaria, teorías de la conspiración, operaciones de desinformación o difusión de noticias falsas; incluso publicaciones muy exitosos como “Cada cáncer puede curarse en semanas”. Este último contenido, por ejemplo, cuenta con 7 millones y medio de visualizaciones.

Tampoco hay que obviar el contenido para menores que, como demuestra la fotografía principal, es particularmente inquietante. La revista especializada en tecnología Xataka indagó en las fallas de filtración de YouTube Kids y la respuesta que recibió de Google fue que “la responsabilidad sigue siendo nuestra prioridad número uno” y que están realizando inversiones importantes para corregir el problema.