The Objective
Publicidad
Actualidad

Estas son las multas de la DGT más frecuentes en verano (asociadas al calor)

Airear el coche antes de empezar a conducir, evitar las horas de más calor e hidratarse bien son algunos de los consejos de la DGT para conducir de forma segura durante el verano

Estas son las multas de la DGT más frecuentes en verano (asociadas al calor)

Conducir sin camiseta o con chanclas son dos de los motivos más comunes de sanción|Pixabay

Aunque aún no haya empezado oficialmente el verano, el calor ya ha llegado para quedarse. Y este no solo afecta a la situación en los hogares, sino también a la conducción. Las altas temperaturas pueden provocar y empeorar la sensación de fatiga al volante, así como nerviosismo o tensión. Por ello, la DGT transmite algunas recomendaciones fundamentales para evitar estos efectos al ocupar el asiento del conductor, así como infracciones comunes que conllevan multa asegurada.

Sin camiseta o con chanclas: multa asegurada

Conducir con chanclas, calzado abierto o descalzo puede entorpecer el uso de los pedales y disminuir la capacidad de reacción del conductor. En cuanto a conducir sin camiseta, es más fácil sufrir quemaduras por el roce del cinturón de seguridad con la piel en caso de tener que hacer un frenazo brusco, por ejemplo. Además, puede aumentar la gravedad de cualquier lesión que se pueda sufrir al volante.

La multa de esta infracción puede ser de 80 euros, pero también de hasta 200 euros e incluso tres puntos del carnet si la Guardia Civil considera que es una infracción muy grave. Aunque la infracción de conducir sin camiseta no aparece estipulada como tal en el reglamento de conducción, sí que existen una serie de artículos en los que se habla sobre la vestimenta del conductor.

Uno de ellos es el Artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación, en el que se menciona que el «conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción».

Este artículo también hace referencia a cuando el conductor lleva demasiada ropa, lo que dificultaría su libertad de movimiento. Además, el Artículo 3.1, establece que se debe conducir con «la diligencia y precaución necesarias para evitar todo el daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de usuarios de la vía».

Este artículo también sostiene que «no usar camiseta podría producir heridas en caso de activarse el cinturón de seguridad». Por lo tanto, se puede establecer que conducir sin camiseta supone un riesgo para el conductor en caso de accidente y que, por tanto, puede recibir una sanción por parte de las autoridades debido a ello.

Multas digitalizadas: el nuevo sistema de la DGT

La DGT estrena nuevo procedimiento de multas de tráfico que facilitará la labor de los policías locales para que se notifiquen y cumplan muchas de estas sanciones. Para ello ha creado una nueva aplicación denominada PSAN, que permite remitir de forma telemática a la propia DGT las denuncias de ITV y de seguro obligatorio que la policía imponga en vías urbanas y en los entornos de las ciudades.

Actualmente, en la mayoría de municipios los policías locales denuncian a través del boletín en papel para después remitirlo a la Jefatura Provincial de Tráfico y, después, debe ser tramitado. PSAN pretende agilizar este proceso, que es mucho más lento e inseguro: ahora, los ayuntamientos que ya se han integrado a esta aplicación, envían directamente a través de sus terminales móviles las multas a la DGT, que procede ya a la notificación.

La DGT señala que la integración en PSAN supone “una optimización de recursos para las administraciones locales por el ahorro de tiempo y de recursos que implica”. La primera en implantarla fue la Diputación Provincial de Cádiz, y ha registrado ya de media hasta más de 140.000 expedientes sancionadores.

Conducir con gafas de sol, ¿sí o no?

No todas las gafas de sol son idóneas para conducir según la DGT, con peligro de multa
No todas las gafas de sol son idóneas para conducir según la DGT. Foto: Pixabay

Las gafas de sol se convierten en el principal aliado de los conductores en verano, sobre todo cuando conducen de frente al sol, ya que evitan que los deslumbre directamente y hacen más cómoda la conducción. Pero, pese a que la DGT no prohíbe el uso de ningún modelo en concreto, sí que alerta de que cierto tipo de cristales pueden suponer un peligro para la conducción en vez de lo contrario.

Concretamente, se refiere a las gafas que se usan en los entornos de nieve, donde el reflejo de luz es más intenso. Estas tienen unas lentes con filtro solar de nivel 4 que absorben el 92% de los rayos ultravioletas, lo que puede dificultar la visión y empeorar la visibilidad al volante.

Es decir, sí que protegen los ojos de la agresividad de los rayos UVA, pero también empeoran la capacidad del conductor porque el contexto en el que se encuentra no tiene tanto reflejo solar. Las idóneas para usar en estos casos, no obstante, son las que tienen los cristales polarizados y un filtro solar de nivel 3.

En cuanto al color de los cristales, es mejor que sean suaves y de tonalidades verdes, marrones o grises, ya que así no interfieren demasiado con el entorno y permiten distinguir las señales. Pero también es importante llevar los cristales del coche limpios y sin manchas, ya que el reflejo de la luz podría resaltarlos y deslumbrar al conductor.

Recomendaciones para conducir con seguridad a pesar del calor

Además de conocer cuáles son las principales multas que se sancionan en verano, la DGT ha dado una serie de recomendaciones para conducir en esta época del año tan marcada por el calor:

  • Airear el coche antes de empezar a conducir e igualar la temperatura interior a la exterior. Es mejor bajar las ventanillas del coche antes de empezar a conducir y esperar a que se haya enfriado un poco el habitáculo que, según la DGT, puede alcanzar hasta los 70ºC.
  • Antes de encender el aire acondicionado es mejor bajar las ventanillas para expulsar el aire caliente al exterior.
  • Mantener la temperatura del aire entre los 22ºC y los 24ºC, para evitar cambios bruscos de temperatura con el exterior, y evitar orientar los aireadores hacia la cara y el pecho.
  • Evitar conducir en las horas de más calor.
  • Llevar ropa cómoda y holgada, y un calzado que sujete bien el pie.
  • Hidratarse con agua o zumo de frutas de forma frecuente. No hace falta esperar a tener sed, y es importante recordar que el café, el té o las bebidas energéticas, ayudan a permanecer despiertos y atentos a corto plazo, pero no eliminan la fatiga, simplemente la encubren.
  • Comer ligero, con alimentos ricos en proteínas y vitaminas. Es importante evitar las comidas grasas, ya que estas provocan fatiga y somnolencia.
  • Descansar es importante. Se recomienda parar cada 200km o 2 horas para hidratarse, airear el vehículo y descansar durante al menos 15 minutos. Además, durante estas paradas hay que buscar siempre detenerse a la sombra y no dejar nunca a niños, personas mayores o animales en el coche.
  • La última hora de conducción puede ser crítica, ya que es en estos momentos cuando, después de un trayecto largo, la fatiga suele volverse más acuciante. La DGT asegura que es importante no relajarse e incluso parar si se notan signos de cansancio.
Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D