Anonymous vincula a Trump con la red de pedofilia de Jeffrey Epstein

Política y conflictos

Anonymous vincula a Trump con la red de pedofilia de Jeffrey Epstein
Foto: Kin Cheung

En medio de la turbulenta situación que vive Estados Unidos, la organización de hackers Anoymous ha recrudecido la polémica acusando al presidente Donald Trump de estar involucrado en la red de pedofilia de Jeffrey Epstein, el multimillonario que se ahorcó en su celda el pasado agosto.

Esta acusación se produce tras la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco. Desde entonces, la protesta se ha extendido más allá de Minneapolis y otros estados han vivido episodios de fuertes disturbios, incendios y saqueos. Para tratar de controlar la situación, en los últimos días se ha movilizado a la Guardia Nacional. A consecuencia de la intensidad de las protestas, Donald Trump ha anunciado, en una decisión sin precedentes, que Antifa (los grupos antifascistas, que supuestamente estarían empleando la violencia en las manifestaciones) pasará a ser declarada organización terrorista.

La muerte de Floyd ha tenido una fuerte repercusión. El movimiento Black Lives Matter ha contado con multitud de apoyos en todo el mundo. Iconos del deporte como Lebron James o Kylian Mbappé se han unido vía Twitter a esta consigna que denuncia la brutalidad policial contra los ciudadanos negros. Por su parte, Donald Trump ha empleado Twitter para reclamar contundencia contra los manifestantes. A raíz de estas publicaciones, Anonymous ha acusado a Trump de estar involucrado en la muerte de Jeffrey Epstein, que le habría servido «para cubrir su historia de tráfico de menores y violación». Los ciberactivistas también han publicado una lista con los supuestos contactos del pedófilo Jeffrey Epstein, cuyo suicido sembró la polémica.

En la lista de los que trataron con Epstein, que consta de 91 páginas, se encuentran personalidades como Tony Blair, Mike Bloomberg, Flavio Briatore, el príncipe Andrés de Inglaterra o Naomi Campbell. Entre los españoles, aparecen los empresarios Jacobo Gordon y Alejandro Agag. Anoymous no ha especificado el grado de implicación de los citados, y explica que estos nombres aparecían en la agenda de Epstein, pero no los inculpa de nada explícitamente. En las últimas horas, algunos perfiles de Twitter (dado que Anonymous no es una organización centralizada) han ido más allá con publicaciones en las que cargan contra otros políticos como Joe Biden o Barack Obama, al que acusan de haber practicado políticas policiales similares a las de Trump.

Anonymous, con un historial de filtraciones y polémicas a sus espaldas, lanza así un ataque directo y se posiciona del lado de los manifestantes en un momento en el que aumenta la crispación en EEUU. Mientras los protestantes quemaron varias comisarías de policía en Minneapolis, Anonymous tumbó la página web de la Policía. De nuevo, anoche el fuego se extendió por varias ciudades estadounidenses y la Casa Blanca apagó sus luces en medio del caos. Este huracán de polarización se produce a cinco meses de las elecciones presidenciales.