Bruselas presenta unas directrices de contingencia ante un posible no acuerdo para el Brexit

Política y conflictos

Bruselas presenta unas directrices de contingencia ante un posible no acuerdo para el Brexit
Foto: YVES HERMAN| AFP

La Comisión Europea ha presentado este jueves su plan de emergencia en materia de derechos pesqueros y para proteger el transporte aéreo y terrestre, ante la posibilidad de no lograr un acuerdo con el Reino Unido sobre su relación posbrexit antes de fin de año.

En contexto: el primer día de 2021 Londres saldrá definitivamente de la unión aduanera y el mercado único europeo. El Reino Unido se retiró de la Unión Europea el 31 de enero de este año y desde entonces rige un período de transición hasta el 31 de diciembre, previsto para negociar un acuerdo sobre relación comercial a partir de 2021.

El plan lanzado este jueves se concentra en cuatro puntos específicos sobre los que la UE negociará una regulación temporaria: las conexiones aéreas fundamentales con el Reino Unido, seguridad aérea, transportes terrestres y un marco legal sobre pesca.

«Nuestra responsabilidad es estar preparados para todas las eventualidades, incluyendo no tener un acuerdo con el Reino Unido el 1 de enero. Por eso presentamos estas medidas», ha expresado en una nota la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

En el caso de los transportes aéreos y terrestres esas regulaciones, previstas para ser válidas por un plazo de seis meses, dependerán de que el Reino Unido «asegure» una regulación recíproca.

La Comisión también propondrá una regulación especial para acceso recíproco de navíos pesqueros británicos y europeos a sus aguas territoriales, y que sería válido por todo el año 2021.

«Teniendo en cuanta que el fin del proceso de transición está muy cerca, no hay garantías que si y cuando un acuerdo es alcanzado podrá entrar en vigencia a tiempo», ha apuntado Von der Leyen.

Londres y Bruselas acordaron en la noche del miércoles darse un plazo máximo hasta el domingo para evaluar si aún hay posibilidades de alcanzar un acuerdo a tiempo para ser ratificado antes del 31 de diciembre.

En la nota de presentación del plan, la Comisión ha señalado que esta situación «es la consecuencia natural de la decisión del Reino Unido de abandonar la UE y no participar más del mercado común y la unión aduanera».