CaixaBank, el tercer banco español, anuncia su traslado de Barcelona a Valencia

General

CaixaBank, el tercer banco español, anuncia su traslado de Barcelona a Valencia

El consejo de administración de CaixaBank, el tercer banco de España y primero de Cataluña, ha acordado este viernes en sesión extraordinaria trasladar su sede social de Barcelona a Valencia ante la posibilidad de una declaración unilateral de independencia por parte de la Generalitat, informan varias agencias. La decisión de CaixaBank sigue a la adoptada el jueves por otra entidad financiera catalana, Banco Sabadell, que decidió mudarse a Alicante.

Los bancos catalanes Caixabank  y Banco Sabadell -el quinto más importante de España- son los valores que más habían bajado el miércoles en la Bolsa española, con unas pérdidas que rondaban el 5% por la repercusión que puede tener en su negocio la situación política y social en Cataluña, según expertos consultados por Efe. Las acciones de Caixabank, tercer banco de España por detrás de Santander y BBVA, había retrocedido el miércoles un 4,56% en el IBEX, por detrás del Sabadell, que cedía un 5,05%.

Ambas entidades se habían pronunciado esta semana sobre las tensiones políticas de Cataluña con el fin de tranquilizar a sus clientes asegurándoles que protegerán sus «intereses». Caixabank remitió una nota interna a sus empleados en la que apuntaba que su «único objetivo» como entidad es «proteger en todo momento los intereses de sus clientes, accionistas y empleados, garantizando la integridad de los depósitos». El Grupo Caixabank ganó en el primer semestre de este año 839 millones de euros (986 millones de dólares) un 31,6 % más que el año anterior.

Por su parte, Banco Sabadell indicó que las decisiones operativas de la entidad se tomarán siempre siguiendo criterios comerciales para potenciar el crecimiento del banco en su mercado principal, el español. «Nuestro proyecto es contribuir a ser el mejor banco español de proximidad al cliente», ha indicado esta semana el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, durante una entrega de premios.

Fuga de empresas en Cataluña

Además de entidades financieras, otras empresas se están apresurando desde la celebración del referéndum del 1 de octubre, prohibido por el Tribunal Constitucional. La biotecnológica Oryzon y la energética Gas Natural Fenosa han trasladado sus sedes sociales a Madrid. Otras entidades están planteándose también abandonar la región en caso de que la Generalitat declare la independencia unilateral el lunes, en una sesión suspendida también por el Constitucional. Para facilitar el traslado, el Gobierno ha aprobado un decreto que permita que las empresas que lo deseen puedan abandonar Cataluña de forma exprés.

CaixaBank tiene una influencia que se extiende a todos los niveles de la sociedad catalana gracias a becas, patrocinio cultural, créditos a partidos políticos… Su traslado a Valencia es un golpe simbólico muy duro al gobierno de Carles Puigdemont. La Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, conocida por todo el mundo como «La Caixa» antes de su cambio de nombre en 2014, fue fundada en 1904 por el abogado Francesc Moragas Barret, que hoy da nombre a calles en Barcelona, y otras localidades catalanas. Con una capitalización bursátil de 24.000 millones de euros, es la séptima empresa del Ibex-35. Tiene 14 millones de clientes, 32.400 empleados, y 5.000 oficinas en toda España.