Corea del Norte entrega a EEUU restos de soldados muertos en la Guerra de Corea

Economía y capital

Corea del Norte entrega a EEUU restos de soldados muertos en la Guerra de Corea
Foto: Kim Hong-Ji| Reuters

Corea del Norte ha entregado a EEUU este viernes los restos de 55 soldados estadounidenses muertos durante la Guerra de Corea (1950-1953) en cumplimiento de lo acordado con Kim Jong-un en la Cumbre de Singapur del 12 de junio.

La Casa Blanca ha explicado en un comunicado que un avión C-17 de la Fuerza Aérea de EEUU con miembros del Comando de Naciones Unidas para Corea a bordo recogió los restos en Wonsan (Corea del Norte). El avión puso después rumbo a la base aérea de Osan, en Corea del Sur, donde EEUU celebrará una ceremonia oficial de repatriación el próximo 1 de agosto.

La Casa Blanca ha señalado que la entrega de este viernes «es un primer paso significativo para reiniciar la repatriación de restos» desde Corea del Norte y las operaciones de búsqueda sobre terreno de los 5.300 soldados que se estima murieron allá.

«Hoy, Kim Jong-un cumple parte del compromiso que asumió con el presidente (Donald Trump) de devolver a nuestros soldados caídos. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el momento para un cambio positivo», se puede leer en un comunicado de la Casa Blanca.

Trump, en su cuenta de Twitter, ha dado las gracias a Kim Jong-un por la entrega: «Los restos de soldados estadounidenses pronto saldrán de Corea del Norte rumbo a EEUU Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias. Gracias Kim Jong-un«.

El mandatario estadounidense anunció el pasado 20 de junio que Corea del Norte ya había entregado los restos de 200 soldados, aunque esa entrega, y en menor número, no se dio hasta hoy.

Más de 36.000 militares estadounidenses fallecieron en la Guerra de Corea y cerca de 7.700 desaparecieron, de los que 5.300 se cree que lo hicieron al norte del paralelo 38.

Equipos conjuntos de Estados Unidos y Corea del Norte recuperaron 229 cuerpos entre 1996 y 2005, pero Washington suspendió el programa de búsqueda por el deterioro de las relaciones entre los dos países. En 2007, Pyongyang entregó otros seis cuerpos.

Según medios estadounidenses, durante los próximos cinco días en Osan, forenses realizarán un análisis preliminar de los restos, que después de la ceremonia del 1 de agosto serán trasladados a un laboratorio del Pentágono en Hawái para tratar de identificarlos mediante pruebas de ADN, informa Efe.