Trump minimiza los abusos de poder del régimen de Kim Jong-un

Mundo ethos

Trump minimiza los abusos de poder del régimen de Kim Jong-un
Foto: Jonathan Ernst| Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha minimizado los abusos contra los derechos humanos cometidos por el régimen de Kim Jong-un al señalar que otros países también han hecho «cosas malas». Así lo ha afirmado en una entrevista emitida el miércoles en el canal Fox News, durante la que le han preguntado acerca de su reciente reunión con el líder de Corea del Norte.

 

 

«Muchas otras personas han hecho cosas verdaderamente malas«, han sido las palabras del mandatario estadounidense, que ha alabado a Kim Jong-un, con expresiones como «un tipo muy inteligente», y «un gran negociador». «Creo que nos entendemos», ha añadido.

El régimen norcoreano mantiene entre 80.000 y 120.000 prisioneros políticos en campos de trabajo forzado, según cifras del Departamento de Estado de los Estados Unidos; la ONG Human Rights Watch ha calificado a Corea del Norte como «uno de los Estados más autoritarios del mundo»; y además Jong-un es sospechoso de haber ordenado en 2017 el asesinato de su hermano en un aeropuerto de Malasia.

Aun así, preguntado por la periodista sobre su decisión de negociar con un «asesino», Donald Trump ha optado por elogiar al norcoreano por ser capaz de gobernar un país con sólo 35 años. Además, en la entrevista Trump también ha dedicado algunas palabras al presidente de China, Xi Jinping, a quien ha descrito como «un tipo increíble». De él ha destacado que es «un presidente esencialmente vitalicio» y ha considerado que «eso es muy bueno».

Los presidentes estadounidense y norcoreano se reunieron el martes en Singapur, en un encuentro sin precedentes en el que el líder de la democracia más poderosa del mundo estrechó la mano al descendiente en tercera generación de una dinastía dictatorial. Los más críticos temen, por un lado, que esta cumbre le haya dado legitimidad a Kim Jong-un y, por otro, afirman que el objetivo de la reunión era generar titulares, más que provocar progresos sustanciosos, informa AFP.