The Objective
Publicidad
Cultura

Muere Domingo Villar, maestro de la novela negra gallega, a los 51 años

El escritor de Vigo, padre del personaje de Leo Caldas había sufrido un ictus en la madrugada del lunes por el que permanecía ingresado

Muere Domingo Villar, maestro de la novela negra gallega, a los 51 años

El escritor fallecido Domingo Villar. | Europa Press

El escritor gallego y maestro de la novela negra Domingo Villar ha fallecido a los 51 años a causa de un ictus que sufrió este fin de semana y por el que permanecía ingresado desde entonces en estado muy grave en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde finalmente sus familiares han tenido que despedirse del hombre que ha revolucionado la novela negra en castellano y en gallego tras crear y desarrollar un mundo propio encarnado en el personaje del inspector Leo Caldas.

Las mismas fuentes han señalado que no habrá capilla ardiente del popular escritor por expreso deseo de la familia, que desea despedir al autor en la más estricta intimidad.

Villar, el gallego que llevó a Vigo a todo el mundo

Domingo Villar (1971) era uno de los escritores gallegos más reconocidos gracias a la traducción de sus libros a varios idiomas, a partir de las versiones originales en gallego y castellano. Ojos de agua fue su primera novela, publicada en 2006, seguida de La playa de los ahogados. En ambas, Vigo tiene un papel protagonista. Precisamente, el escritor de novela negra fue uno de los galardonados con el premio Vigués Distinguido este año, gracias a su obra, reconocida en todo el mundo.

«Hoy ha fallecido a los 51 años Domingo Villar, nuestro autor, nuestro querido amigo y el protagonista de uno de los grandes fenómenos de la novela policíaca en castellano de los últimos años, al que tuvimos el orgullo de acompañar en el camino», señala la editorial Siruela en un comunicado.

Los que conocían a Vilar destacan que a pesar del éxito siempre quiso mantenerse al margen, apartado de la fama y los focos como «el hombre tranquilo que era». Afincado en Madrid desde hace casi 30 años, le gustaba describirse como «un pesimista alegre» y como un «artesano que cuenta historias despacito y que habla de personajes emocionados», aquellos que siempre quiso compartir con los lectores que atrajo a su mundo narrativo a lo largo de los años.

Su relación con el público siempre destacó la cercanía. Villar siempre tuvo tiempo para una entrevista, para tratar con ellos las dudas y para comentar los pormenores de su trabajo.

De Villar y Vigo se ha escrito menos de lo que él escribió sobre la ciudad que tejía sus novelas y con la que mantuvo un vínculo especial. Sobre ella, en una entrevista en el Faro de Vigo concedida en marzo explicaba que «la ría, el clima, esa doble manera de ser ciudad rural y urbana a la vez, ser territorio de frontera… Todo ello hace una implosión en mi manera de escribir».

El martes, Día de las Letras Gallegas, el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, quiso mandar un abrazo a los amigos y familiares de un autor esencial en la literatura de la comunidad. «Este hombre (Domingo Villar) fue capaz, a través de su narrativa, su forma de escribir, de trazar parcelas tan importantes en la literatura en las que el nombre de Vigo aparece», explicaba antes de desearle una pronta recuperación.

Paula Quinteros, CEO de THE OBJECTIVE, se despide de su amigo

Paula Quinteros, CEO de THE OBJECTIVE, define a Villar como «un hombre de sueños». «Es el ejemplo que cuento cuando alguien cree que no puede cambiar de vida para dedicarse a lo que siente que es su pasión. Recuerdo la incredulidad, ya a sus 30, cuando decía querer escribir guiones y novelas, también recuerdo el apoyo de los suyos y la determinación alegre de Domingo. Y lo hizo, ¡y cómo! Con sus obras se queda el mundo por siempre y con su sonrisa y sus palabras impecables nos quedamos los que tuvimos la fortuna de conocerle. Creo que puedo hablar en nombre de todos sus compañeros del Instituto de Empresas: Beatriz, Tomás, Mauro y Antón nuestros corazones están con vosotros», relata Quinteros ante el fallecimiento del escritor gallego.

Todas las personas que componemos la redacción de THE OBJECTIVE nos sumamos a la tristeza y la pena de la familia y amigos de Domingo Villar tras su fallecimiento. En especial, queremos dar nuestro más sentido pésame a su mujer, Beatriz, y a sus hijos, Tomás, Mauro y Antón. Os deseamos paz, consuelo y fuerza en este momento tan doloroso.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D