Publicidad

Economía

Google pagará solo 20 millones a la prensa española por sus noticias, un 5% de lo que piden Alemania y Francia

Google pagará solo 20 millones a la prensa española por sus noticias, un 5% de lo que piden Alemania y Francia
ARND WIEGMANN|Reuters

Google pagará entre 20 y 30 millones de euros al año a los editores españoles durante el año 2022 por la cesión de sus derechos de propiedad intelectual, según ha podido confirmar THE OBJECTIVE con fuentes del sector. Estamos hablando de las cabeceras que cederán al gigante tecnológico sus noticias y contenidos a agregadores como Google News o Google Showcase.

Este cálculo se basa en los acuerdos que grandes grupos como Prisa (El País, Cinco Días o AS), Unidad Editorial (El Mundo y Expansión), Henneo o Prensa Ibérica han  firmado con Google en los últimos meses a la espera de que el marco legal permitiese la vuelta de los agregadores de noticias a España.

Todos los medios de los editores tradicionales agrupados en la Asociación de Medios de Información (AMI) habrían firmado a excepción del grupo Vocento, a los que hay que sumar el Club Abierto de Editores (CLABE), que agrupa a 170 editores pequeños y medios nativos digitales.

En total, más de 200 cabeceras que deberán repartirse un montante que se asignará de manera anual y por visibilidad de la cabecera. Lógicamente los grandes grupos recibirán la mayor parte de estos 20 a 30 millones y los pequeños una cantidad más exigua. El problema es que al ser acuerdos individuales, ningún editor podrá saber qué ha negociado su competidor.

Google confirmó este miércoles la vuelta de Google News a España, siete años después de su marcha y tras el Decreto Ley del Ejecutivo que devuelve a los editores la posibilidad de negociar individualmente sus derechos de propiedad intelectual y deroga la obligatoriedad de que estos derechos fuesen recaudados por Cedro, entidad de gestión elegida por la anterior legislación para realizar estas tareas.

Acuerdos en Europa

Un anuncio que tardó menos de 24 horas en producirse tras el decreto y dentro del cual Google ha indicado que Google News volverá en 2022. En este sentido, es probable que los contratos firmados comiencen a regir a partir de enero.

En cualquier caso, estamos hablando de una cifra que no solo se deberá repartir entre muchas cabeceras sino que además es bastante reducida si se compara con lo que los editores piden en otros países de nuestro entorno por firmar acuerdos similares.

Corint Media, que representa a 200 publicaciones alemanas, pidió a Google 420 millones para el año 2022 basándose en los 100 millones que se pagan en Australia, los 400 millones de Canadá y los 500 millones a los que el buscador fue condenado a pagar en Francia. Dicho de otra manera, los editores españoles cobrarán solo un 5% de lo que exigen sus homólogos franceses, canadienses y alemanes.

En el caso alemán la tasa de remuneración se ha calculado en base al volumen de negocios estimado de Google en este país. Estos editores calculan que Google debería pagarles al menos un 11% de sus ingresos por la explotación de su motor de búsqueda, unos 9.000 millones de euros al año.

La clave es que en Francia y Alemania se exige un pago global para un sector que quiere negociar sus derechos de manera colectiva. En el caso español se han firmado contratos individuales en los que cada editor ha cobrado lo que ha estimado conveniente tras negociar con Google.

Ingresos del sector

Las fuentes consultadas por este diario son unánimes en señalar que estamos ante un montante global muy exiguo por vender los derechos de las noticias de los principales medios españoles, pero al mismo tiempo reconocen que es un claro síntoma de la desesperación de estos editores que ven en el dinero de Google una manera de solucionar problemas de liquidez inmediatos, sin pensar en el largo plazo del sector.

Y es que los 20 a 30 millones de euros que se pagarán en el mercado español no solo es una cantidad reducida comparada con Europa, sino que es muy baja incluso si se pone en contexto con los propios parámetros de la prensa española.

Los últimos datos de AMI indican que los diarios tradicionales, en sus versiones en papel y digital, facturaron menos de 1.000 millones de euros en 2020. En total, 895 millones de euros de los que poco más de la mitad es publicidad, para cabeceras como El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia o La Razón.

Esto significa que Google pagaría anualmente (los contratos firmados con el buscador son anuales) como máximo un 10% de todo lo que ingresan estos diarios por todas sus partidas. Y esto sin considerar que deben además repartirlo con todas las cabeceras nativas, revistas y medios que negocien por su cuenta sumarse a la iniciativa.

Respecto de Google también la cifra es ínfima. Si consideramos el modelo alemán que calcula los 420 millones que piden en base a lo que factura el gigante tecnológico en sus fronteras, en España se debería cobrar al menos 100 a 110 millones de euros, equivalente al 11% de la facturación de la compañía en nuestro país, solo por ingresos publicitarios.

Google en España

En 2020, los datos de Infoadex estimaron que la publicidad digital ingresó unos 2.200 millones de euros, los cuales 900 millones fueron solo buscadores (del que Google tiene casi el 100% del mercado), a lo que además habría que sumar los ingresos por publicidad en vídeo, donde YouTube (también propiedad de Google) tiene casi la totalidad del mercado en España.

En total, en el sector se estima que Google se lleva al menos la mitad de toda la publicidad digital en España, unos 1.100 millones de euros. De esta manera, el buscador solo pagará un 2% de sus ingresos en España a los diarios.

Unos ingresos que además subirían exponencialmente al poder agregar libremente las noticias de los medios españoles a sus nuevas plataformas.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D