The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Economía

El BBVA prevé que el euribor siga en negativo otros tres años más

La entidad pronostica en su nuevo plan estratégico que hasta finales de 2024 este indicador no volverá al terreno positivo

El BBVA prevé que el euribor siga en negativo otros tres años más
Un edificio de BBVA|Efe

BBVA prevé en su nuevo plan estratégico que el euribor se mantendrá en negativo otros tres años más, a pesar de las tensiones inflacionistas por la crisis de los suministros y las tensiones en el mercado de las materias primas. La entidad, en su hoja de ruta en la que aspira a lograr una rentabilidad del 14%, estima que este indicador no vuelva a terreno positivo hasta el final de 2024, justo cuando finaliza su proyecto, según la documentación consultada por THE OBJECTIVE.

En pleno debate sobre la posibilidad de que el BCE pueda subir los tipos de interés oficiales, que se sitúan en el 0%, a lo largo del próximo ejercicio y que suponga un efecto de remontada en el euribor, el banco español es extremadamente prudente en sus proyecciones. Sus cálculos apuntan a que no será hasta 2023 cuando este indicador -clave para fijar las cuotas hipotecarias- empiece a escalar posiciones y que no será hasta bien bien entrado 2024 cuando volverá al terreno positivo. El pronóstico que realiza el grupo que preside Carlos Torres es que entonces se sitúe en el 0,07%. En la actualidad se sitúa cerca del -0,5%.

De esta manera, los clientes con créditos para la adquisición de la vivienda a tipos variables seguirán beneficiándose un largo tiempo de esta situación y no verán incrementos sustanciales en los pagos mensuales. La mayor parte de estos préstamos, el 80% del total, están aún vinculados a este índice, a pesar del auge de las hipotecas fijas de los últimos ejercicios.

Por contra, las entidades continuarán sufriendo un lastre en sus ingresos y tendrán que centrar, como BBVA, sus esfuerzos en la comercialización de productos de valor añadido que generan comisiones, como los fondos de inversión y los seguros.

Posición del BCE

El BCE, en contra de la opinión de muchos analistas, ha dejado claro ya que en 2022 no moverá el precio oficial del dinero, debido a que confía en que la inflación se modere y la escalada actual sea transitoria. A principios de este mes, la presidenta del organismo, Christine Lagarde, señaló que «es muy improbable» que se incrementen los tipos de interés el próximo año. «La perspectiva  para la inflación a medio plazo permanece moderada».

BBVA, sobre este punto, augura que la inflación en la zona euro terminará 2021 en el 2,3%, frente al 0,3% de 2020, y que en 2022 bajará hasta el 1,9%. Por tanto, su posición es parecida a la del BCE. En cuanto al crecimiento económico de la región espera que alcance el 5,2% este ejercicio y que se reduzca al 4,5% el próximo.

Algunos bancos centrales ya han empezado a mover sus fichas para contener los precios, desmantelando algunos programas especiales para reactivar la economía, pero ninguno de ellos aún ha tomado decisiones respecto a los tipos. Tan solo en distintos países emergentes, como México o Brasil, ha habido un incremento de las tasas.

Impacto en la banca

Hace unas semanas los principales banqueros de este país descartaron que en 2022 el euribor fuera a volver al terreno positivo, pero se mostraron más optimistas sobre su evolución. Hay que tener en cuenta que hace apenas unos meses las estimaciones del sistema eran que hasta 2030 como pronto se mantuviera bajo cero.

Para el sector financiero es clave que este indicador suba para que así su rentabilidad se eleve. Desde 2016 padece una caída de la facturación de manera constante, que solo ha podido compensar con recortes de gastos a través de cierres de oficinas y despidos, y con un alza de las comisiones para los clientes no vinculados. Además ha tenido que penalizar con intereses negativos a los depósitos de las empresas y dejar de pagar a los particulares por el dinero en sus cuentas.

Según las estimaciones de los expertos, los principales bancos españoles recaudarían 500 millones en conjunto con una vuelta del euribor a tasas positivas, una situación que beneficiaría más a aquellas entidades cuyo negocio está alocado solo o en gran parte en España.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D