Publicidad

Economía

TRZ: la criptomoneda por la que apuesta Juan Roig para llevar el 'blockchain' a la trazabilidad alimentaria

Trazable, integrada en el vivero de empresas del dueño de Mercadona, lanza la próxima semana su propio token para impulsar su negocio, que trabaja con tecnología de vanguardia para facilitar la información «del campo a la mesa»

TRZ: la criptomoneda por la que apuesta Juan Roig para llevar el 'blockchain' a la trazabilidad alimentaria
El presidente de Mercadona, Juan Roig. |EFE

El auge de las criptomonedas ha traído consigo un sinfín de proyectos empresariales que respaldan el valor de los tokens. Son pocos los que hay en España y entre ellos destaca el de TRZ, el acrónimo de la criptodivisa de Trazable, una compañía radicada en Valencia que está siendo incubada en Lanzadera, el vivero de empresas del empresario y fundador de Mercadona, Juan Roig, que ha apostado por esta compañía que ofrece aplicar la tecnología ‘blockchain’ al ámbito de la trazabilidad alimentaria. 

Trazable, fundada a finales de 2018, tras una primera fase de planificación, ha conseguido este año implementar con éxito su proyecto en siete empresas. Entre sus clientes hay ya primeras marcas. Son los primeros éxitos de una joven compañía que ha sido reconocida con el sello de calidad ‘pyme innovadora’ de la Unión Europea por propuesta «en materia de sostenibilidad». 

«Sostenibilidad» a la que se refiere reiteradamente Pablo Rodrigo, CEO y fundador de Trazable, que habla en declaraciones a THE OBJECTIVE de su afán por conseguir un crecimiento sólido en el tiempo tanto en lo que respecta al token TRZ como a la propia compañía. El joven empresario prefiere no aventurarse con proyecciones a medio y largo: «Sería demasiado osado por mi parte». 

Pero en Trazable son conscientes del potencial de su solución informática. «La idea es transformar las cadenas de suministro de la industria alimentaria digitalizando la información que habitualmente maneja el departamento de calidad para poder llevarla a la nube y digitalizar toda la información del producto». En resumen, garantizar y centralizar todos esos datos en el camino «del campo a la mesa» de los alimentos.

De la aplicación de la tecnología ‘blockchain’ pueden beneficiarse tanto empresas como consumidores, pues una funcionalidad de transparencia de Trazable permite «ofrecer toda la información» con un código QR para que los clientes finales hagan su propia investigación en los lineales de los supermercados. Solo existen otras dos propuestas similares -ambas extranjeras- dentro del mercado criptográfico, una de las cuales se encuentra dentro del competido top 30 de tokens. 

Una pyme lanzada por el fundador de Mercadona

Tecnología de vanguardia en un sector, el alimentario, al alza tras la pandemia. Muchos ven ahora el potencial de la innovadora propuesta de Trazable, que desde hace ya casi cuatro años cuenta con el apoyo de Lanzadera, el vivero de empresas de Juan Roig en Valencia. La incubadora del empresario valenciano fue una de las primeras interesadas en apostar por esta ‘start up’. 

«Nos han apoyado desde el principio», recalca Rodrigo: «Una de las cosas buenas de estar en Lanzadera es que Roig ayuda a todos los proyectos con los conocimientos que él tiene del caso de éxito que ha sido Mercadona y su modelo de la llamada ‘calidad total’… Nos hace equivocarnos menos e ir más rápido», apunta el fundador de Trazable, que quiere ahora dar un nuevo paso en su modelo de negocio con el lanzamiento de su propio token criptográfico: TRZ.

Comienza la venta pública de TRZ

TRZ acaba de terminar su venta privada -mínimo 1.000 euros por inversor, a 0,01 euros el token- y se dispone a comenzar la venta pública en dos tiempos: una primera fase que empieza este lunes 6 de diciembre -con una inversión mínima de 500 euros, a 0,015 euros el token- y una segunda que arrancará el 13 de diciembre -al menos 100 de euros de inversión, a 0,02 euros cada moneda-. 

Para evitar la repentina devaluación del precio del token, habitual en el volátil mercado de las criptomonedas, la venta de tokens estará bloqueada en función de la fase de compra: durante seis meses para los inversores de la venta privada, tres meses para los de la primera fase pública y un mes para los últimos en entrar en la ICO. 

Las monedas puestas a disposición representan el 40% del total que estarán en circulación. Otro 20% irá destinado a los ‘exchanges’ de compraventa de criptomonedas con los que Trazable ya está «en conversaciones» para que TRZ esté disponible también en estas plataformas. El equipo de Trazable recibirá el 15% restante de las criptomonedas (también bajo bloqueo), el 6% irá destinado a I+D, 8% a marketing, 4% a recompensas y 8% a anuncios. 

Únete a la discusión

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D