The Objective
Publicidad
Economía

RTVE prevé gastar 200 millones en derechos deportivos con una deuda de 588 millones

La cadena pública quiere emitir los partidos de la Selección Española, el Mundial de Catar, la final de la Champions League, Moto GP y la Fórmula 1

RTVE prevé gastar 200 millones en derechos deportivos con una deuda de 588 millones

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez-Tornero, en una imagen de archivo. | RTVE

La Corporación de Radio y Televisión Española (RTVE) prevé realizar este año un gasto de 200 millones de euros, solo en derechos deportivos, según ha podido confirmar THE OBJECTIVE. La dirección de la cadena pública presidida por José Manuel Pérez Tornero ha aprobado una estrategia en la que buscarán emitir «todos los eventos deportivos posibles». La idea es posicionarse como la casa del deporte en abierto, pero además dar un empujón a sus audiencias que, mes tras mes, caen en mínimos históricos.

Para ello tienen sobre la mesa un elevado presupuesto que supone un tercio de todos los gastos operativos anuales de la cadena y que han comenzado a activar de manera frenética en las últimas dos semanas. En estos días se han presentado a la puja del Mundial de Fútbol de Catar, han comprado los derechos de la Selección Española y la final de la Champions League y han decidido pujar por las carreras que se disputen en España, tanto en Moto GP como en la Fórmula 1.

Un elevado presupuesto que contrasta con las cuentas de la cadena pública, que, según prevén los Presupuestos Generales del Estado (PGE), cerrará con una deuda de 588 millones de euros al finalizar este año 2022. Desde que la cadena dejó de emitir publicidad en 2010 ha acumulado además unas pérdidas de 458 millones de euros y sucesivamente todos sus presidentes en una década se han quejado de problemas de financiación y de un modelo económico que han considerado inviable.

RTVE y la Selección de Fútbol

Sin embargo, ajena a este debate, la administración de Pérez Tornero ha decidido apostar fuerte por el deporte y además por el deporte de masas, cuyos derechos de mercado son los más elevados. Hace una semana la cadena anunció que la final de la Champions League volvía a RTVE después de siete años, en una operación que fuentes del sector cifran en 15 millones de euros por tres ediciones.

Dos días después de este anuncio Pérez Tornero convocó a un Consejo de Administración telemático para aprobar por una ajustada mayoría una oferta por 140 millones de euros para emitir todos los encuentros de la Selección Española masculina de fútbol durante los próximos cinco años, según informó El Confidencial Digital y ha confirmado este diario.

Este paquete incluye todos los partidos de clasificación para el Mundial de Estados Unidos y México de 2026, para la Eurocopa de Alemania 2024 y las ediciones de Liga de las Naciones que se jueguen hasta 2026. No se incluyen los partidos que dispute el equipo de Luis Enrique en competiciones oficiales, aunque no se descarta algún otro torneo que se incluiría por este montante.

Mundial de Catar

Pero antes de esto, el viernes 11 de febrero RTVE presentó su oferta a Mediapro para intentar quedarse con el paquete más relevante de partidos del Mundial de Catar. Las fuentes consultadas por este diario indican que a la puja se presentaron además Atresmedia y Mediaset, pero la oferta más relevante la presentó la pública por 39 millones de euros.

Como ya publicó este medio, en RTVE consideran que es una gran oportunidad que la mayor cita futbolística vuelva a la televisión pública después de 24 años y seis ediciones. Para ello el presidente José Manuel Pérez Tornero ya advirtió de que irían a por estos derechos en una entrevista en el diario ABC publicada en octubre del año pasado. 

Una estrategia que no solo está centrada en el fútbol sino que también implica a otros deportes. Hace una semana, Arsenio Cañada, director de deportes de RTVE, anunciaba en la sede del Comité Olímpico Español que pujarán por las cuatro carreras que se disputan este año en España en el Campeonato Mundial de Motociclismo (Jerez, Aragón, Cataluña y Cheste). Cada carrera tiene un coste medio de 400.000 euros, lo que deja la factura en 1,6 millones.

Moto GP y Fórmula 1

En deportes de motor el otro gran objetivo es poder emitir el Gran Premio de España de Fórmula 1 de este año. En 2021 lo emitió Mediaset y la idea de la cadena pública es poder recuperarlo. El coste estimado de este evento es de otro millón de euros. La cadena pública también emite otros eventos como el mundial de MXGP, Superbikes y el Dakar.

140 millones por la Selección de Fútbol, 39 millones por el Mundial de Catar, 15 millones por la final de la Champions League, 1,6 millones por Moto GP y otro millón por el GP de España de Fórmula 1. En total, la factura queda en los 197 millones de euros, lo que representa casi un tercio de su deuda (588 millones) y de sus gastos operativos de 2022 (540 millones) excluyendo los 461 millones de gastos de personal.

Si el coste de estos derechos se anualiza -los 140 millones del coste de los partidos de la Selección se distribuyen en cinco años- la factura se reduce a los 75 millones al año, pero se hipotecan los siguientes cuatro ejercicios con un coste anual de 32 millones que entran directamente como gastos, antes de elaborar cualquier presupuesto en RTVE. Una cifra relevante si consideramos que RTVE cerró el ejercicio 2021 con un beneficio provisional de 46 millones de euros.

Problemas financieros

Para 2022 RTVE mantiene unos gastos que superan levemente los 1.100 millones de euros, de los cuales 445 millones provienen de los PGE y el resto de tasas pagadas por las cadenas de televisión y las operadoras de telecomunicaciones. Pese a que el año 2021 generaron un superávit, la Corporación arrastra una década de fuertes pérdidas que superan los 450 millones de euros acumulados desde 2010.

Una constante crisis de financiación que ha llevado a todos sus presidentes desde 2021 –Luis Fernández, Alberto Oliart, Leopoldo González-Echenique, José Antonio Sánchez y Rosa María Mateo– a pedir un nuevo modelo de financiación que nunca ha llegado y que los sucesivos Gobiernos han evitado abordar.

Precisamente, para financiar su último gran evento deportivo, RTVE tuvo que pedir al Gobierno una aportación extraordinaria de 54,6 millones de euros para poder pagar los Juegos Olímpicos que emitieron en 2021. En este sentido, las fuentes consultadas indican que la única justificación para este elevado gasto en derechos deportivos es la necesidad de levantar las audiencias a cualquier precio.

RTVE volvió a registrar su mínimo histórico en 2021. Un 8,8% de share que fue aún más bajo que el 9,4% que venía registrando los dos últimos años y que confirmó el agotamiento de la parrilla de la cadena pública, que no remonta tras la llegada del nuevo presidente de Pérez Tornero. En 2022 las cosas no han mejorado y el 8,9% cosechado en enero confirma que los cambios introducidos por la nueva administración no han funcionado.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D