The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Economía

Los bancos, preparados para que los impagos aumenten ya en unos 30.000 millones

A partir de este mes las empresas pagarán por completo las cuotas por los créditos ICO, lo que eleva el riesgo de insolvencias por el fin de las carencias

Los bancos, preparados para que los impagos aumenten ya en unos 30.000 millones

Unsplash

Los bancos están preparados para que a partir de este mes de abril los impagos empiecen a crecer. Las estimaciones apuntan a que la tasa de morosidad se elevará hasta cerca del 7%, aunque todo dependerá de la evolución de la guerra de Ucrania. Por tanto, el aumento de los préstamos insolventes será de unos 30.000 millones en los próximos meses, según cálculos detallados por expertos a THE OBJECTIVE.

Las entidades cuentan con provisiones extraordinarias, que fueron realizadas tras el estallido de la pandemia, y con capital para hacer frente a estos agujeros. El Santander, por ejemplo, ha aumentado en 34.000 millones su solvencia en siete años. Pero, los reguladores están reclamando desde hace tiempo un mayor esfuerzo en dotaciones ante la incertidumbre. Una inestabilidad que se ha acrecentado como consecuencia de la guerra de Ucrania y la escalada de la inflación.

A partir de ahora, la mayor parte de las empresas perderán el beneficio de la carencia de pago del principal de los créditos avalados por el Estado. El Gobierno solo ha facilitado un plazo de otros seis meses a varios sectores, los más expuestos a la crisis energética. Estos son la agricultura, la ganadería, la pesca y el transporte. El resto de compañías tendrán que empezar a abonar por completo las cuotas de los préstamos ICO.

Éste es el mayor riesgo al que se enfrenta el sector financiero. Pero, el 70% de las pérdidas están garantizadas por las arcas públicas debido al programa para paliar el impacto de la pandemia. Otros peligros se encuentran en las hipotecas, donde los impagos han comenzado a subir, y la financiación al consumo ante la pérdida de poder adquisitivo de las familias por la subida de la inflación.

Con la subida esperada de la morosidad, las insolvencias avanzarán hasta una cartera deteriorada de unos 83.000 millones de euros. Un importe que estará muy por debajo de las estimaciones iniciales tras el estallido de la Covid-19. Entonces, los pronósticos apuntaban a un ratio de dudosos del 12%.

Alerta del Banco de España

Los previsiones, aún así, penden de un hilo, ya que dependen de la evolución e intensidad de la guerra de Ucrania. Hace unos días, la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, advertía de que «el grado de incertidumbre actual es de tal magnitud que se precisa una dosis adicional de prudencia en la gestión de las carteras, su morosidad y la cobertura necesaria».

Toda una alerta a las entidades, para que extremen su vigilancia en un momento en que finalizan la mayor parte de las carencias de los ICO. Delgado explicó que el crecimiento de los créditos en riesgo de impago elevado «se ha visto moderado en la última mitad del año pasado, aunque todavía crece a tasas de dos dígitos». Algunas entidades se habían planteado liberar parte de las dotaciones extraordinarias de la pandemia.

La financiación avalada por el Estado alcanza los 135.000 millones. Los impagos de estos préstamos empezarán a aflorar en verano de manera significativa y se mantendrá durante unos meses de manera sostenida. Si las consecuencias del conflicto bélico de Ucrania no se agravan, el sector confía en a principios de 2023 las insolvencias toquen máximos y, a partir de ahí, inicien una senda a la baja.

En transporte y hostelería ya crecen

En la actualidad, los impagos crediticios se sitúan en 52.300 millones de euros. Y el ratio, en un 4,3%, después de que haya bajado durante toda la pandemia gracias a las medidas de apoyo puestas en marcha por el sistema y por el Gobierno. Sin embargo, además de consumo e hipotecas, en la hostelería y el transporte ha repuntado ya. Un alza que se espera para otros segmentos de actividad desde estos momentos.

En las próximas semanas, las líneas avaladas por el ICO modificarán sus condiciones y los clientes tendrán que empezar a abonar por completo las cuotas. Hasta la fecha solo desembolsaban el importe correspondiente a los intereses. La mayor parte de los créditos garantizados por el Estado se otorgaron en abril y mayo de 2020, en pleno confinamiento estricto por la pandemia.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D