The Objective
Publicidad
Economía

La luz será aún más cara durante los próximos doce meses, según el mercado de futuros

Se prevé que el precio de la electricidad suba un 14% en los dos últimos trimestres

La luz será aún más cara durante los próximos doce meses, según el mercado de futuros

Lámparas encendidas. | THE OBJECTIVE

El mercado de futuros establece que el precio de la luz se encarecerá aún más durante los próximos doce meses. Las previsiones de OMIP fijan el precio de la electricidad en torno a los 155 euros el megavatio hora (MWh) para lo que resta de año, mientras que lo eleva hasta 177 euros para la primera mitad de 2023.

Hay que tener en cuenta que el precio medio del mercado diario se sitúa este miércoles en 132,74 euros/MWh -sin contar el coste del ajuste del tope del gas-. De este modo, se espera que el precio de la electricidad se incremente un 14% en los dos últimos trimestres del ejercicio actual y un 28% entre enero y junio del año que viene.

No obstante, los datos reflejan que el precio para España será muy inferior al que se prevé en otros países europeos como Francia o Alemania. El país galo puede alcanzar hasta los 700 euros/MWh en los últimos tres meses de este año y mantenerse cerca de los 600 euros/MWh en el primer cuarto de 2023, al tiempo que el país germano superará ampliamente los 200 euros/MWh durante los próximos doce meses.

Captura de Pantalla 2022 06 28 a las 17.55.21 2
Mercado a plazo (datos a cierre de 27 de junio en OMIP).

Por su parte, si se suma el precio promedio de la subasta en el mercado mayorista y la compensación que pagará la demanda a las centrales de ciclo combinado por la aplicación de la ‘excepción ibérica’ para topar el precio del gas que se usa para la generación de electricidad, el precio para este miércoles es de 218,55 euros/MWh.

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica destacan que, en ausencia del tope del gas, el precio de la electricidad en España habría sido de unos 270 euros/MWh. Hace un año el precio de la electricidad estaba alrededor de los 94 euros/MWh.

El tope del gas empieza a notarse para bien casi dos semanas después de entrar en funcionamiento. El primer precio de la electricidad influido por el mecanismo fue el del 15 junio. Dicho día, la electricidad se situaba en 224 euros/MWh, un 5% más que el precio fijado para el día de antes, teniendo en cuenta tanto el precio del pool (165,59) como el del ajuste (59).

El encarecimiento se producía porque la generación de electricidad mediante gas en España se disparó como consecuencia de la ola de calor que azotó al país. También entraron menos renovables en el mix de generación por la falta de viento y por la menor eficiencia de la solar fotovoltaica debido a la calima. A esto hay que añadir la alta exportación de electricidad a Francia, que tiene medio parque nuclear parado, de ahí que sufra mayores precios.

Como no podía ser de otra manera, la cotización del gas es otro factor determinante en el precio de la electricidad y, por tanto, en la efectividad del mecanismo. La ‘excepción ibérica’ limita el precio del gas para la generación eléctrica a una media de 48,8 euros/MWh durante un periodo de doce meses, cubriendo así el invierno, estación en el que los precios de la energía son más caros.

En concreto, el mecanismo fija una senda para el gas natural que Ah se usa para la generación de electricidad de un precio de 40 euros/MWh en los seis meses iniciales y, posteriormente, un incremento mensual de cinco euros/MWh hasta la finalización de la medida. El Gobierno calcula una rebaja del 15% en la factura de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC).

Para el consumidor industrial, totalmente expuesto al precio spot, el Ejecutivo estima una rebaja de entre el 18% y el 20%, oscilando el primer mes del mecanismo entre el 15% y el 17%, y entre el 13% y el 15% en el último. Los precios del pool repercuten directamente en la tarifa regulada, a la que están acogidos unos 11 millones de hogares en el país, y sirven de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre. Estos últimos no lo notarán hasta que les toque renovación de contrato durante el año que estará en vigor el mecanismo.

Un año de ‘pesadilla eléctrica’

Desde que comenzara esta ‘pesadilla eléctrica’ hace ya un año, la volatilidad del mercado ha provocado que 1,25 millones de consumidores se pasaran de la tarifa regulada al mercado libre en 2021, frente a los 575.000 de 2020 y los 660.000 de 2019. Los clientes que quieran volver al mercado regulado solo tendrán que solicitarlo a una de las ocho comercializadoras de referencia mencionadas anteriormente. Antes deberían comprobar que no mantienen permanencia con su compañía.

Para poder poner en marcha el tope al gas, la Comisión Europea ha impuesto como condición a España que modifique la metodología de cálculo del PVPC para incorporar referencias basadas en una cesta de productos a plazo y del mercado diario e intradiario. Se combinará así la estabilidad con incentivos para la eficiencia energética, el almacenamiento y la gestión de la demanda. Se prevé que la nueva tarifa regulada empiece a aplicarse desde el inicio de 2023.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D