The Objective
Publicidad
Economía

El plan anticrisis de Sánchez no consigue frenar los precios: suben 2,4 puntos en tres meses

En la comparativa intermensual, el IPC cayó un 0,2% en abril, pero volvió a subir un 0,8% en mayo y se disparó hasta un 1,8% en este mes de junio

El plan anticrisis de Sánchez no consigue frenar los precios: suben 2,4 puntos en tres meses

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, conversan en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados. | Eduardo Parra (Europa Press)

El plan de medidas anticrisis del Gobierno cumple tres meses sin conseguir su principal objetivo: contener la escalada de precios. Los últimos datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reflejan que no solo no se ha logrado rebajar la inflación sino que, además, esta ha subido 2,4 puntos porcentuales desde el mes de abril, aportando en un solo trimestre la cuarta parte del crecimiento total de este indicador en el último año.

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, aseguraron que el decreto aprobado el 29 de marzo era «fundamental» para empezar a bajar los precios y cambiar la «tendencia alcista de la inflación». De hecho, la propia Calviño -confiada en los efectos del plan- indicó que el pico se había alcanzado en marzo con un alza interanual del 9,8% y del 3% intermensual.

Sin embargo, el plan para «reforzar la estabilidad de precios» -y que ha sido prorrogado hasta el 31 de diciembre- no ha dado resultado. Efectivamente, en abril, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se moderó con un alza interanual del 8,3%, pero en mayo volvió a subir hasta el 8,7% y en junio se batió el récord de marzo con un crecimiento del 10,2%, el más alto desde abril de 1985. Se supera así la barrera psicológica de los dos dígitos.

Inflación intermensual

Si el foco se pone en el crecimiento intermensual, el dato es aún más lapidario. Los precios cayeron un 0,2% en abril, pero volvieron a subir un 0,8% en mayo y se han disparado un 1,8% en junio. Esto supone que en el segundo trimestre del año -que coincide exactamente con los tres meses de vida del decreto contra la inflación- los precios hayan subido 2,4 puntos porcentuales, el dato más alto desde el tercer trimestre de 2021.

Pero no es todo. El índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos (la inflación subyacente) es el que más se ha disparado. Los datos del INE indican que aumentó seis décimas en junio, hasta el 5,5%, el dato más alto desde agosto de 1993. En marzo, este indicador era del 3,4% mientras que, en el mismo periodo que el plan anticrisis, se ha elevado al 4,4% en abril y al 4,9% en mayo.

El plan aprobado a finales de marzo por el Ejecutivo –con vigencia hasta el 30 de junio– introdujo una bonificación de 20 céntimos en los carburantes, rebajas en los impuestos de la electricidad, una revalorización de un 15% del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y una limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda. A estas medidas se sumó hace dos semanas el tope del precio en el gas para rebajar los precios mayoristas de la energía. El coste en tres meses ha sido de 6.000 millones, a lo que hay que sumar otros 10.000 en concepto de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Precios del combustible

Los precios que más han subido, según el INE, son precisamente los de los carburantes y la electricidad. «Esta evolución es debida, principalmente, a la subida de los precios de los carburantes, mayor este mes que en junio de 2021, y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, frente a la estabilidad registrada el año anterior. También influye el incremento de los precios de los hoteles, cafés y restaurantes, superior al del pasado año», dice la entidad encargada de las estadísticas estatales.

Precisamente, el precio de los carburantes ha sido uno de los grandes fracasos de este plan. Durante las últimas tres semanas, se ha superado sucesivamente el récord del precio de los combustibles, con la gasolina en una media que se acerca a los 2,20 euros el litro frente a los 1,80 que tenía la semana antes del descuento de 20 céntimos impulsado por el Gobierno. 

Esto supone que en España se está pagando la gasolina más cara que antes de que empezara a aplicarse el plan anticrisis, incluso aplicando el descuento gubernamental, por lo que se que ha esfumado completamente la ayuda estatal. Y lo que es peor, España es el país donde más ha subido de precio el litro de gasolina y de gasóleo, por encima de Francia, Alemania e Italia.

Tope del gas

En el caso de la luz, el último gran varapalo llegó con el tope del gas. Después de dos meses de anuncios, negociaciones con Bruselas y decenas de declaraciones triunfalistas de miembros del Gobierno, los tres primeros días de funcionamiento del tope del gas se contaron por subidas en los precios mayoristas de la luz.

Un fracaso no solo porque el precio final se ha disparado gracias a la compensación aprobada a las eléctricas, sino que además porque el precio mayorista del mercado diario ha estado muchas veces por encima de los 140 euros prometidos por la ministra Teresa Ribera. En su primera semana de aplicación, el tope al gas generó una factura de 148,58 millones de euros para la consumidores españoles. 

La subida de los carburantes (32% anual) y de la energía (34% anual) ha hecho que los alimentos y los servicios entren en una espiral inflacionista que solo en mayo les ha hecho subir por encima del 10% anualizado. Se genera así una gran presión contra las familias con menores ingresos que todos los meses ven cómo la cesta de la compra y el pago de suministros básicos se hace más complicado.

Nuevo plan anticrisis

Una visión que, sin embargo, no comparte la vicepresidenta Calviño. El pasado 9 de junio defendió ante la Comisión Mixta para la Unión Europea del Congreso la eficacia de estas medidas, asegurando que sin estas la inflación estaría entre dos y tres puntos porcentuales por encima de su nivel actual, es decir, entre el 10,5% y el 11,5%. Sin embargo, solo 20 días después de estas palabras se ha confirmado que estos niveles están bastante más cerca que lo señalado por la ministra.

Los datos del INE se conocen también menos de una semana después de que se aprobara el segundo decreto de medidas anticrisis que se extenderá hasta el 31 de diciembre y con un coste adicional para las arcas públicas de 9.000 millones de euros. Se prorrogan todas las medidas y se suman otras como la reducción del 50% del precio de todos los abonos de transporte de empresas estatales, como es Renfe, y de un 30% de los dependientes de las Comunidades Autónomas.

También se aprobó el aumento del 15% de las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas; una ayuda directa de 200 euros para trabajadores y autónomos que tengan bajos ingresos y una nueva rebaja del IVA de la luz, del 10% al 5%. Se deja para el próximo año el prometido impuestos a los beneficios de las eléctricas. Tras estos anuncios, Pedro Sánchez indicó que «el Gobierno estima que va a contener en un 3,5% el IPC». De momento, los primeros tres meses de este plan se han saldado con una subida d 2,4 puntos porcentuales.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D