The Objective
Publicidad
Economía

El Ibex bendice a Feijóo pero le pide mayor protagonismo de su agenda económica

Las grandes empresas creen que no se ha realizado ninguna difusión del plan económico del PP ni se han intentado poner estos temas en la agenda pública

El Ibex bendice a Feijóo pero le pide mayor protagonismo de su agenda económica

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. | AGENCIAS

Las grandes empresas españolas comienzan a reencontrase con el Partido Popular después de cuatro años de mandato de Pablo Casado. En solo tres meses el nuevo líder, Alberto Núñez Feijóo, ha retomado los contactos con las grandes compañías del Ibex 35, ha conseguido estrechar lazos y tender puentes que parecían rotos. Una situación que ha hecho que estos empresarios vuelvan a confiar en el PP como una alternativa real al actual Gobierno de coalición del Partido Socialista (PSOE) con Unidas Podemos.

Sin embargo, hay una salvedad que se ha deslizado en los diferentes encuentros y conversaciones telefónicas sostenidas con grandes directivos y empresarios. Las compañías del Ibex piden mayor protagonismo de los temas económicos en la agenda política de Feijóo, según ha podido saber THE OBJECTIVE. No hablamos de críticas a las propuestas del Gobierno a la crisis, a la inflación o puntuales intervenciones respecto del paro o los datos de Producto Interno Bruto (PIB), sino de una verdadera agenda económica con la que desembarcar en Moncloa.

De hecho, esta agenda existe y fue presentada oficialmente el pasado 22 de abril por el PP de Feijóo. El problema es que -según se cree en el Ibex- no se ha realizado ninguna difusión ni se han intentado poner estos temas sobre la mesa de la agenda económica pública. Es más, dos de las propuestas estrella del último plan anticrisis prorrogado hasta el mes de diciembre por el Gobierno eran precisamente propuestas incluidas en este Plan de medidas urgentes y extraordinarias en defensa de las familias y la economía española.

Agenda económica del PP

El bono social de 200 euros y la rebaja del IVA de la electricidad del 10 al 5% fueron propuestas de Feijóo, pero nadie en el PP logró que este mensaje calara en la opinión pública, más allá de intervenciones puntuales de algún dirigente del partido. Una situación que apunta al mismo problema: una situación de crisis económica inminente que no está sabiendo ser rentabilizada con una agenda económica propia.

Las fuentes empresariales consultadas por este diario creen que gran parte de estos problemas pasan por la inexistencia de un portavoz protagonista en la materia, que pueda articular estos mensajes y comenzar a desplegar la agenda presentada hace dos meses y medio. Un asesor fuerte que nutra de contenidos las intervenciones de Feijóo tanto en comparecencias públicas como en reuniones privadas con organismos, patronales, empresas y grandes empresarios.

El actual vicesecretario general de Economía del Partido Popular es Juan Bravo, consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía. A él se sumaron a partir del 23 de mayo Miguel Corgos (consejero de Hacienda de la Xunta de Galicia) como secretario de Hacienda, modernización del sector público y financiación europea; y Luis Marín (consejero de Economía de la Región de Murcia) como secretario de reformas, innovación e I+D+I.

Equipo de Feijóo

También se incorporaron al equipo de Feijóo el senador por Palencia Jorge Martínez Antolín como secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Rural; José Vicente Marí como secretario de Industria, Comercio y Turismo; Javier Thibault (que fue director general de Empleo en el Gobierno de Rajoy) como secretario de Empleo, Pensiones, Autónomos y Diálogo Social; y la consejera de Medio Ambiente de Madrid, Paloma Martín, como secretaria de Medio Ambiente.

Sin embargo, más de un mes después estos cargos apenas han aparecido en prensa ni en medios de comunicación y poco se sabe del trabajo que están realizando. En las grandes empresas no se duda de la solvencia del equipo ni de su plan económico, simplemente que no cree que mediáticamente esté teniendo algún impacto en momentos en que la coyuntura requiere una oposición constructiva y propositiva.

En el Ibex 35 existe la convicción de que Feijóo puede ser una alternativa real al Gobierno de Pedro Sánchez y por ello se han interesado en conocer el proyecto del nuevo presidente, en especial sus objetivos en el plano económico y empresarial. La gran empresa no suele significarse con ningún partido político, pero consideran que esta vez -y a diferencia de Pablo Casado- existen motivos para pensar en una alternancia en La Moncloa, por lo que consideran importante establecer contactos con el nuevo equipo del PP.

Divorcio del Ibex con Sánchez

Desde la irrupción de la pandemia, los principales ejecutivos del selectivo español cerraron filas con el Gobierno de Pedro Sánchez conscientes de la situación de emergencia que vivía el país y de la necesidad de sumar fuerzas para encauzar la recuperación. Más que por convicciones ideológicas y pese a que Sánchez muchas veces impulsó leyes contrarias a la gran empresa, se le apoyó para sacar adelante la crisis. 

Sin embargo, las últimas decisiones del Gobierno, el retraso en el reparto de los fondos europeos, su mala gestión en la crisis de la energía -y sus constantes arremetidas contra las empresas energéticas- y de la inflación y los bandazos del plan económico contra la guerra han terminado de romper el idilio que duró más de dos años. A esto hay que sumar la reciente ofensiva de Sánchez tras perder las elecciones andaluzas acusando en varias entrevistas a los «poderes económicos» y a las «terminales mediáticas» de intentar desestabilizarlo.

No es que los grandes empresarios ya no confíen en Pedro Sánchez, pero consideran que tener una oposición fuerte liderada por Feijóo podrá repercutir en medidas económicas más centradas en una recuperación sólida en un contexto de crisis mundial. Para ello se han mantenido reuniones en privado y llamadas telefónicas con diferentes directivos durante los últimos tres meses, primero como acto protocolario de bienvenida al nuevo líder del PP y luego para entrar en materia con propuestas y para compartir el sentir económico de la gran empresa.

El foco de Feijóo pasa por los grandes empresarios que anteriormente dieron su apoyo a Pedro Sánchez en el momento más duro de la pandemia: la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, el presidente de BBVA, Carlos Torres, el presidente de la Fundación Bancaria la Caixa, Isidre Fainé, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, el presidente de Repsol, Antonio Brufau y el presidente de ACS, Florentino Pérez. 

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D