The Objective
Publicidad
Economía

Feijóo, sobre la deuda pública: «No hay nada menos progresista que vivir de tus hijos»

El líder de la oposición critica que se tilde de «rico» a quien ingresa más de 21.000 euros al año, y reprocha al Gobierno su política con el Magreb

Feijóo, sobre la deuda pública: «No hay nada menos progresista que vivir de tus hijos»

El presidente del IEF, Andrés Sendagorta, y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. | Europa Press.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha criticado -en su ponencia del XXV Congreso de la Empresa Familiar, celebrado en Cáceres, al que asiste THE OBJECTIVEel recurso a la deuda pública del Gobierno socialista de Pedro Sánchez y su socio, Unidas Podemos, rayana en el 120% del PIB. Algo que coexiste con una recaudación tributaria adicional que llegará a los 32.000 millones de euros a cierre de 2022 este año, a la luz de los 27.000 millones de ingresos extraordinarios recabados en los primeros ocho meses del presente año gracias a la inflación.

Feijóo criticó el recurso del Ejecutivo a la deuda pública este lunes e hizo un llamamiento ideológico: «No hay nada menos progresista que vivir a cuenta de tus hijos».

Además, el líder de la oposición deploró la reforma fiscal del Gobierno, y la tildó -en contra de la propaganda oficial de «rebaja fiscal»- de un incremento de impuestos en al menos 3.000 millones de euros, que llevan el trasnochado mensaje de «ricos y pobres». Feijóo estuvo en desacuerdo de que se considere «rico» a quien ingresa más de 21.000 euros anuales y reprochó que en 2022 no se bajen los impuestos de forma generalizada. «No tiene un pase», zanjó.

De hecho, recomendó al Gobierno acometer ajustes proporcionales a la sobrerrecaudación que las arcas públicas están recibiendo vía IVA e IRPF. Y advirtió que en Portugal los inversores ahuyentados por la tributación española son bien recibidos, en un país vecino con un Ejecutivo socialdemócrata «que sí lo es», no -a su juicio- como el español.

Además, recordó Feijóo los deberes de un político. Entre ellos, saber que no llega al Gobierno para mantenerse y que si tiene que decretar medidas impopulares puede explicarlas porque si está bien argumentado su origen se entenderán. Además, recordó que se es exgobernante más tiempo que gobernante y que lo esencial es el recuerdo por parte de la población compromiso cumplido durante el tiempo al frente de la gestión.

Por otro lado, en clave exterior, Feijóo hizo serias admoniciones al Gobierno. Lamentó que se haya roto el canal de comunicación entre Ejecutivo y oposición y calificó de «cataclismo» la actuación de Sánchez con Marruecos y Argelia en plena crisis energética y de suministros exacerbada por la invasión rusa en Ucrania.

También afeó Feijóo al Gobierno la falta de comunicación y dejó claro que su partido, pese a haberla solicitado, carece de información de la cumbre de la OTAN del pasado junio, así como del conflicto con Argelia por el giro gubernamental en la política exterior con el Magreb.

Por otra parte, el líder popular recordó a Sánchez que España, pese a ser la cuarta economía del euro, se convertirá en la última en convergencia con los niveles de PIB prepandemia, amén de mantener la tasa de paro más alta de la UE, la mayor pérdida de poder adquisitivo de las familias y de competitividad de las empresas.

En materia energética, Feijóo afeó al Gobierno su política respecto de las centrales nucleares, recordando que nuestros socios europeos no sólo las mantendrán sino que plantean actuaciones para ampliar su capacidad y vida útil.

Añadió el líder popular que las medidas del decreto de ahorro energético no tienen respaldo alguno y que es inconsistente que un comercio que esté abierto a las 22h tenga las luces apagadas por orden gubernativa, máxima cuando «no se conoce ninguna comunidad autónoma que haya iniciado expedientes de sanción para los comerciantes».

Por último, Feijóo recordó al Gobierno de Pedro Sánchez la infrautilizaicón de los fondos europeos, cuya cuantía debería anotarse el Ejecutivo en sumando a la deuda pública. Y manifestó su sorpresa por la deficiente gestión que provoca que España, siendo el tercer ensamblador del mundo de piezas de automóviles, se encuentre con una dotación de 3.000 millones para la automoción sede los cuales solo se hayan solicitado 600 millones.

En clara conexión con el mensaje de los empresarios familiares, a los que Sánchez ignora por tercer año consecutivo en su cita anual, Feijóo declaró que la obsesión de la política española debe ser crecer porque si no hay crecimiento sólo se puede repartir costes, y no ganancias, para lo cual las empresas, pymes y autónomos deben tener confianza y seguridad.

Por su parte, el presidente de KPMG en España, Juan José Cano, ha pedido este lunes que no se demonice a los empresarios porque su vocación es la de crecer, crear empleo y generar valor. Así lo ha manifestado durante su intervención en el XXV Congreso de Empresa Familiar que en esta edición se celebra en Cáceres y que contó con la inauguración del rey Felipe VI y el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Andrés Sendagorta, así como del presidente extremeño, el socialista Guillermo Fernández Vara.

Además, consideró que es fundamental que la Administración Pública, el sistema educativo y las empresas se impliquen en la formación haya una colaboración público-privada para reducir la brecha entre los perfiles que salen de las universidades y lo que demandan las empresas y realmente se logra cubrir. 

«De nada sirve marcarnos objetivos a nivel social y económico de crecimiento, competitividad, transformación sostenible y digital si no contamos con personas preparadas, con capacidad de innovar, con pensamiento crítico, con valores y propósito. Hemos de ser conscientes de que sin una buena educación no vamos a poder avanzar», añadió Cano.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D