El papa Francisco se reúne con los rohingyas en Bangladesh

General

El papa Francisco se reúne con los rohingyas en Bangladesh
Foto: MAX ROSSI| Reuters

Para este evento religioso, las autoridades bangladesíes han desplegado fuertes medidas de seguridad, ya que el país ha sufrido varios ataques yihadistas contra minorías religiosas en los últimos años, incluyendo a los cristianos. En un país mayoritariamente musulmán, la minoría cristiana está preocupada por su futuro frente al auge del extremismo islámico.

«Tengo suerte de haber podido venir aquí para ver al papa y unirme a sus rezos. Esperamos que el papa rece por la armonía entre todos los credos y que no tengamos que hacer frente a una represión», ha dicho una mujer de 66 años a la agencia AFP.

El potífice, a la cabeza de 1.300 millones de católicos en el mundo, busca alentar a las pequeñas Iglesias de las «periferias del planeta». Durante la misa, ha ordenado a 16 nuevos sacerdotes en Bangladesh, un país que tiene menos de 400.

Una vez finalice la misa, el pontífice mantendrá una reunión con líderes de otras religiones. En concreto, el papa Francisco se reunirá con Farid Uddin Masud, un importante clérigo musulmán, y que espera tratar sobre el tema de los rohingyas. «Él es respetado en todo el mundo, no sólo por los cristianos, por ser el campeón de los pobres y de los oprimidos (…) así que esperamos con ansias que él pueda hablar por los oprimidos rohingyas«, ha explicado Masud.

El papa Francisco se reunirá con los rohingyas tras oficiar una misa 1

Una comunidad de católicos esperando en las afueras de la residencia del papa Francisco en Daca, Bangladesh. | Foto: Max Rossi/REUTERS

Este jueves, Francisco ha pedido que se tomen «medidas eficaces» para ayudar a esta minoría musulmana, que huyen en masa del oeste birmano para escapar de la represión del ejército, que la ONU calificó de «limpieza étnica».

La crisis de los rohingya ha sumado cifras alarmantes en estos últimos meses. Más de 620.000 personas de esta minoría musulmana han llegado a Bangladesh desde finales de agosto. Los refugiados viven en malas condiciones, hacinados en campamentos del tamaño de ciudades, donde su supervivencia depende de la distribución de alimentos, informa AFP.

En Bangladesh, al igual que en Birmania, el papa se ha abstenido, por el momento, de emplear la palabra rohingya, prefiriendo hablar de los «refugiados llegados en masa del estado de Rakáin», la región birmana poblada por la minoría musulmana. La de Francisco no es la primera visita papal a Bangladesh. En 1986 Juan Pablo II viajó a este país asiático, que cuenta con una comunidad de unos 380.000 católicos.