Javier Quero

Aquellos reyes

Éramos niños ilusionados. Esperábamos a los reyes sin tener pajolera idea de lo que representaba la monarquía. Escribíamos cartas antes de que las nuevas tecnologías liquidaran la correspondencia en papel. Pedíamos regalos con la amenaza constante de descubrir en los zapatos un pedazo de carbón, sin considerar la relación de tal mineral con la crisis energética. Acudíamos a la cabalgata a pesar del riesgo de perder un ojo alcanzado por un proyectil con forma de caramelo, lanzado con muy mala leche desde carrozas, cuando tal nombre aún no se aplicaba a los venerables ancianos. Preparábamos viandas para los monarcas y sus camellos, que por aquel entonces sólo eran animales con joroba y no comerciantes furtivos de sustancias ilegales. Y la noche del 5 de enero caíamos en un sueño inquieto deseando un amanecer temprano.

Opinión

Aquellos reyes
Javier Quero

Javier Quero

Español. Periodista. Humorista. Ilustrador. Fundador de creActivos. Observador estupefacto. Superviviente.

Éramos niños ilusionados. Esperábamos a los reyes sin tener pajolera idea de lo que representaba la monarquía. Escribíamos cartas antes de que las nuevas tecnologías liquidaran la correspondencia en papel. Pedíamos regalos con la amenaza constante de descubrir en los zapatos un pedazo de carbón, sin considerar la relación de tal mineral con la crisis energética. Acudíamos a la cabalgata a pesar del riesgo de perder un ojo alcanzado por un proyectil con forma de caramelo, lanzado con muy mala leche desde carrozas, cuando tal nombre aún no se aplicaba a los venerables ancianos. Preparábamos viandas para los monarcas y sus camellos, que por aquel entonces sólo eran animales con joroba y no comerciantes furtivos de sustancias ilegales. Y la noche del 5 de enero caíamos en un sueño inquieto deseando un amanecer temprano.

Y un día nos hicimos mayores. Éramos niños desilusionados. De los reyes, y la monarquía en general, esperábamos que no nos salieran muy caros, incluso que no nos salieran muy caras. Las únicas cartas que manejábamos eran las del banco remitiendo facturas. Nuestra relación con el carbón se limitó a soportar los cortes de calles y carreteras protagonizados por mineros cabreados demandando que nos pusiéramos en sus zapatos. Esquivábamos la cabalgata porque los carrozas éramos nosotros y debíamos tener ojo con los caramelos porque nos subían el índice de azúcar en sangre. Deseábamos que nuestros hijos jamás tuvieran relación con los camellos que ofrecen impunemente su mercancía en locales nocturnos de moda. Y la noche del 5 de enero velábamos el sueño profundo de nuestros hijos para exponer los regalos, escondidos hasta ese momento, al pie del árbol. ¡Cómo añoro la infancia!

Contexto

    Más de este autor

    El carnaval de los pactos

    Pedro Sánchez, el político con más vetos que votos, es la nueva reina del carnaval. En la chirigota de los pactos, la habilidad para cambiar de disfraz es vital. De ahí que el líder socialista tiña de naranja las líneas rojas que le separaban de Ciudadanos, y lo que eran «las derechas» se transformen en «los derechos». Más complejo es lograr una máscara del agrado de Podemos, cuyos dirigentes sospechan que Sánchez pretende ponerse morado con acuerdos en blanco para superar su marrón. Y así ocurre, que le sacan los colores. Por alcanzar la investidura, Sánchez cambia su vestidura y falla como en los Goya, donde apostó por la indumentaria informal y se encontró con Iglesias dentro de un smoking que le venía como el cargo de vicepresidente, muy grande.

    Opinión

    Como el culo de un mandril

    Emplear la cola de un pez venenoso para propinar azotes demuestra una originalidad tan perversa como atractiva. De hecho, se me ocurren varios personajes merecedores de tal escarmiento.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Aloma Rodríguez

    Women writers, a literary subcategory

    «Although I understand that the campaign is meant to counter centuries of invisibility, at bottom it seems to me that the lesbian executive that Kristin Scott Thomas plays is right: literature written by women becomes a subsection, a subcategory of literature»

    Opinión