Lide Rekondo Urkia

El ‘periocentrismo’ y los periodistas estrella(do)s

Creo que estamos ante una profesión que sufre gravemente de una enfermedad que he autodenominado ‘periocentrismo’. Sobran periodistas que creen que el periodismo está por encima de todo y (casi) de todos.

Opinión

El ‘periocentrismo’ y los periodistas estrella(do)s

Creo que estamos ante una profesión que sufre gravemente de una enfermedad que he autodenominado ‘periocentrismo’. Sobran periodistas que creen que el periodismo está por encima de todo y (casi) de todos.

Según el barómetro del CIS del año pasado, la del periodista es la segunda profesión menos valorada entre los españoles. Sin embargo, el movimiento social surgido tras el atentado yihadista que sufrió la revista francesa Charlie Hebdo parece demostrar todo lo contrario. Políticos de todo el mundo se han reunido en contra de los ataques; por otro, los ciudadanos de a pie han aclamado en las redes sociales a favor de la libertad de expresión; y los periódicos internacionales se han volcado en ayudar a sus ‘colegas’ (el periódico ‘Liberation’, por ejemplo, ha cedido parte de sus instalaciones a los periodistas del semanario atacado).

Veo estas muestras de cariño hacia un medio, y me pregunto: ¿por qué es el periodismo el oficio menos valorado?

Por un lado, haciéndome (y me incluyo) un poco de autocrítica, creo que estamos ante una profesión que sufre gravemente de una enfermedad que he autodenominado ‘periocentrismo’. Sobran periodistas que creen que el periodismo está por encima de todo y (casi) de todos. Por eso, los debates se llenan de periodistas cabreados cuando el barómetro del CIS del que he hablado antes dice lo que dice; o los medios están llenos de artículos (como éste) que tratan de temas periodísticos (como éste, una vez más). Si pudiésemos superar este problema y nos diésemos cuenta de que hay vida más allá del periodismo, los ciudadanos valorarían más esta profesión.

El segundo mal de este maravilloso oficio, es el fenómeno del ‘periodista estrella’. Ese que nunca está en la redacción, que está en todos los lados (radio y televisión, mañana y tarde…) y que firma artículos y reportajes, pero que no sabemos cuándo los escribe. Queridos ciudadanos: las noticias que ustedes leen, que oyen o que ven, las firman muy buenos periodistas, con nombre y apellidos, pero sin una cara famosa. Fíense de ellos y dejen a esos periodistas estrellas, que, a veces, parecen estrellados.

Más de este autor

¿Posturear o morir?

Ese ‘postureo’ que tanto nos gusta (y me incluyo) puede llegar a ser nuestro peor enemigo; nos puede pasar factura social. “¿De qué habla esta?”. Dirán muchos. Por eso es mejor que vayamos a ejemplos concretos.

Opinión

¡No lo hagan, ni lo intenten!

No puedo evitar hacerme dos preguntas: la primera, ¿a quién se le ocurre invertir su valioso tiempo en crear una aplicación de estas?; y la segunda, ¿qué tipo de gente lo descarga?

Opinión

Más en El Subjetivo

Gregorio Luri

Acting white

«Ni el libro, ni el conocimiento, ni la evaluación son residuos del etnocentrismo blanco. Tampoco el multiculturalismo por sí mismo favorece la convivencia»

Opinión